Ir al contenido

Ruslán y Kristina a la entrada del tribunal el 16 de septiembre de 2020

16 DE DICIEMBRE DE 2020
RUSIA

Ruslán Aliev podría ser declarado culpable tras 18 meses de arresto domiciliario

Ruslán Aliev podría ser declarado culpable tras 18 meses de arresto domiciliario

Fecha prevista de la sentencia

El 17 de diciembre de 2020, * el Tribunal de Distrito de Léninski, de la ciudad de Rostov del Don (Rusia), tiene previsto anunciar su decisión en el caso contra Ruslán Aliev. El fiscal solicitó una condena condicional —es decir, una condena con suspensión de la pena— de tres años de cárcel.

Información personal

Ruslán Aliev

  • Año de nacimiento: 1987 (Chunoyar, territorio de Krasnoyarsk).

  • Datos biográficos: Su familia vivió en varios lugares, como Azerbaiyán y Ucrania. Ha trabajado de albañil, de asesor de ventas y dando clases de guitarra, de inglés y de chino. Le gustan los deportes, escribe poesía y también compone música. Habla cuatro idiomas, y su esposa, Kristina, también habla chino.

    Empezó a leer y a estudiar la Biblia cuando tenía 13 años. Cuanto más la leía, más se convencía de que la Biblia tiene todas las respuestas a las preguntas de la vida. Por eso, decidió dedicarse a Dios y se hizo testigo de Jehová en 2006.

Información sobre el caso:

El 6 de junio de 2019, se abrió un caso judicial contra Ruslán y fue detenido cuatro días después. Después de 24 horas, él y Semión Báibak, otro Testigo, fueron puestos bajo arresto domiciliario. Su sentencia inicial era de ocho semanas, pero fue extendida en nueve ocasiones, por lo que Ruslán estuvo bajo arresto domiciliario durante 18 meses. En esos meses no pudo estar con nadie, excepto con su esposa, con su abogado, con el investigador del caso y con el inspector. También se le prohibió el uso de Internet y enviar o recibir todo tipo de correspondencia.

Ruslán dice que antes de que lo detuvieran, él y Kristina habían hablado muchas veces de que este tipo de prueba les llegaría en cualquier momento; solo era cuestión de tiempo. Él cuenta: “Nos esforzamos por tener una buena rutina: leíamos la Biblia, asistíamos a las reuniones y orábamos mucho. Leíamos los Anuarios y las biografías de nuestros hermanos, y por eso sabíamos que a nosotros nos podía pasar lo mismo. Vimos que fueron capaces de mantener el sentido del humor y no desanimarse incluso en las situaciones más difíciles. Le pedimos a Jehová que nos diera las fuerzas para aguantar cualquier cosa que pasara”.

A Ruslán también le ayudó hablar de ese tema con otros. Él sigue diciendo: “Encontré en la Biblia y en algunos artículos ideas para consolar y animar a los hermanos de la congregación. Y, cuando yo me sentía desanimado, esas mismas ideas que había encontrado y los versículos que había memorizado me ayudaban a mí”.

A Ruslán y Kristina les hizo mucho bien prepararse para la persecución. Cuando las autoridades registraron su casa, él dice que estaba tranquilo y que casi no sintió ansiedad. Durante la investigación, lo amenazaron con acusar también a Kristina. Ruslán recuerda: “Eso no asustó a mi querida Kristina. Verla a ella me animó y me dio fuerzas”.

Vivir bajo arresto domiciliario no ha sido nada fácil. A pesar de eso, Ruslán dice: “Jehová siempre nos da lo que necesitamos para seguir vivos, para estar cerca de él, para mantener la calma..., y eso era justo lo que yo esperaba. Hace tiempo que Kristina y yo nos acostumbramos a confiar en la ayuda de Jehová y a estar contentos con una vida sencilla. Por eso, no nos preocupamos demasiado”.

En una de las audiencias en las que se decidiría si Ruslán iba a seguir bajo arresto domiciliario, a sus amigos no se les permitió entrar en la sala. Pero, cuando salió de allí, los hermanos de la congregación estaban afuera aplaudiéndole y gritando: “¡Ruslán, estamos contigo!”.

Aunque nuestros hermanos de Rusia no han hecho nada malo para que se les siga persiguiendo, están demostrando que confían completamente en Jehová. ¡Cuánto agradecemos su gran ejemplo! (Salmo 118:6-9).

^ párr. 3 La fecha puede cambiar.