Ir al contenido

1 DE ABRIL DE 2019
RUSIA

Otro testigo de Jehová condenado en Rusia

El 1 de abril de 2019, el mismo tribunal ruso que sentenció a Dennis Christensen a seis años de cárcel condenó, por practicar su religión, a Serguéi Skrínikov, un testigo de Jehová de 56 años de edad. El tribunal le impuso una cuantiosa multa de 350.000 rublos (unos 5.348 dólares). Aunque la fiscalía había solicitado una condena de tres años de cárcel, no fue puesto en prisión.

Serguéi Skrínikov y su esposa, Nina, tienen una hija, que está casada y tiene cinco hijos. Serguéi y Nina ayudan en el cuidado de sus nietos y además están a cargo de los envejecidos padres de Nina.

En el tribunal, el hermano Skrínikov hizo una respetuosa y convincente defensa de su fe. En parte dijo: “Desde el punto de vista de alguien que no cree en Dios, esta situación podría desanimar a cualquiera. [...] Pero, como soy testigo de Jehová, veo la situación con los ojos de la fe. Si Dios permite que sea encarcelado, tendré que ver esos tres años no como un castigo, sino como una asignación especial para servir a Dios en otro lugar. Por eso no me desanimo. [...] Dios siempre es el mismo, sea que estemos libres o encarcelados. Nunca nos abandona. Está con nosotros en todo momento mientras seamos fieles”.

Nos anima mucho la fe tan fuerte de cristianos fieles como el hermano Skrínikov. Cuando pensamos en las duras pruebas que están afrontando, hacemos nuestras estas palabras del apóstol Pablo: “Que el Dios que da esperanza los llene de todo gozo y paz por el creer de ustedes, para que abunden en la esperanza con poder de espíritu santo” (Romanos 15:13).