A finales de diciembre, decenas de miles de personas en Filipinas tuvieron que abandonar sus hogares a causa de las inundaciones y los desprendimientos de tierra provocados por dos tormentas tropicales: Kai-tak (conocida localmente como Urduja) y Tembin (conocida localmente como Vinta).

Las tormentas causaron daños en dos Salones del Reino y en seis casas de testigos de Jehová. En total, 281 familias tuvieron que ser evacuadas. Nos entristece informar que una hermana de 24 años de Lanao del Norte murió ahogada a causa de las inundaciones.

Los testigos de Jehová han enviado suministros básicos a sus hermanos afectados. Algunos representantes de la sucursal de Filipinas se están preparando para ir a la zona afectada y así evaluar más a fondo las necesidades de los hermanos y darles ayuda espiritual y emocional.

Compartimos el dolor de los que se han visto afectados y han sufrido alguna pérdida. Confiamos en que Jehová seguirá consolándolos y dándoles ayuda práctica mediante su espíritu y su organización a medida que avancen las labores de socorro (Salmo 9:9; Isaías 51:12).

Contactos para la prensa:

Internacional: David Semonian, Oficina de Información Pública, +1 845 524 3000

Filipinas: Dean Jacek, +63 2 224 4444