Ir al contenido

13 DE ENERO DE 2020
ESTADOS UNIDOS

Más información sobre las labores de socorro después del huracán Dorian

La ayuda llega por aire y por mar

Más información sobre las labores de socorro después del huracán Dorian

Del 24 de agosto al 10 de septiembre de 2019, el huracán Dorian azotó las islas Bahamas. Antes de que la tormenta llegara a las islas, la sucursal de Estados Unidos empezó a organizar las labores de socorro desde Florida. En cuanto fue seguro viajar, los hermanos que tenían botes o aviones se dirigieron a las islas y fueron de los primeros en llegar para prestar ayuda.

Trece hermanos y hermanas que son pilotos hicieron más de 300 vuelos y llevaron 15 toneladas de provisiones a las zonas afectadas. También trasportaron a más de 700 voluntarios. Además, se utilizaron 13 embarcaciones de Testigos para llevar casi 90 toneladas de suministros desde Florida. Cada viaje de ida y vuelta duraba unas 12 horas.

José Cabrera, jefe de estación en el aeropuerto internacional de Palm Beach (Florida), dijo: “Tan pronto como pasó el huracán, los aviones [de los Testigos] se dirigieron a las Bahamas llenos de provisiones y ayuda. Ellos son el ejemplo perfecto de lo que significa hacer más de lo que se espera”.

El hermano Glenn Sanders, uno de los pilotos voluntarios, comentó: “Para muchos de nosotros, esta fue la primera vez que usamos nuestras habilidades para ayudar a nuestros hermanos. Somos un equipo, y nos gustó sentirnos como un mismo cuerpo en el que sus miembros apoyan a los que sufren” (1 Corintios 12:26).

La sucursal de Estados Unidos calcula que se gastarán alrededor de 1.750.000 dólares en estas labores de socorro, que concluirán antes del 1 de mayo de 2020.

 

Testigos cargando un pequeño barco con provisiones en Florida. En total se hicieron 29 viajes a las Bahamas.

Vista aérea del aeropuerto inundado de la isla de Gran Ábaco.

Vista desde el interior de la cabina de un avión durante un vuelo.