Ir al contenido

7 DE OCTUBRE DE 2015
AUSTRIA

Homenaje a un Testigo austríaco ejecutado por los nazis

Gabriele Votava, alcaldesa del distrito de Meidling, presentando un discurso durante la ceremonia.

VIENA (Austria). El 13 de mayo de 2015, unas cuatrocientas personas asistieron a la presentación de una placa dedicada a Gerhard Steinacher, un testigo de Jehová que fue ejecutado por los nazis hace 75 años al negarse a formar parte del ejército alemán. En la ceremonia, el discurso principal estuvo a cargo de Gabriele Votava, la alcaldesa del distrito Meidling, de Viena. La placa conmemorativa se puso en la fachada de la antigua residencia de la familia Steinacher, en el número 68 de la calle Lägenfeldgasse, en Meidling.

El programa giró alrededor del tema: “No puedo disparar”. Con estas palabras, Gerhard Steinacher pidió que no lo ejecutaran. Esta sencilla frase muestra cuáles eran sus firmes valores cristianos, que Jesús resumió con las palabras que se encuentran en Mateo 19:19: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo”.

Gerhard empezó a estudiar la Biblia siendo muy joven. A los 17 años decidió hacerse testigo de Jehová. El 15 de septiembre de 1939 fue arrestado por rehusar hacer el servicio militar y por no jurar lealtad a Hitler. Después de pasar seis semanas en una cárcel de Viena, fue transferido a la prisión alemana de Moabit (Berlín), a la espera de ser juzgado.

El primer día del juicio, que tuvo lugar el 11 de noviembre de 1939, se le acusó de no apoyar al ejército y fue condenado a muerte. Gerhard pidió que tuvieran en cuenta sus creencias religiosas y no lo ejecutaran. Sin embargo, el 2 de marzo de 1940, el Reichskriegsgericht —tribunal militar del Reich— confirmó la sentencia. Cuatro semanas más tarde, el 30 de marzo, fue decapitado en la famosa prisión de Plötzensee, en Berlín. Solo tenía 19 años.

Tras la presentación de la placa, el homenaje a Gerhard continuó en el teatro Volkshochschule. Entre otras actividades, se organizó una exposición sobre la historia de la familia Steinacher. En uno de los exhibidores había una cajita que se encontró en 1976 con 28 cartas que los padres de Gerhard, Ignatz y Luise, le escribieron cuando estaba en prisión. También había 25 postales y cartas que Gerhard les escribió a sus padres para animarles y confirmarles que se mantenía firme en sus creencias.

Esta cajita con cartas y postales se encontró en el hogar de los Steinacher cuando Luise, la madre de Gerhard, murió en 1976.

Un artículo del periódico semanal de Viena, llamado Wiener Bezirkszeitung, describió esta ceremonia como “un homenaje muy especial” que recordó los valientes actos de Gerhard Steinacher sacándolos “de la oscuridad y llevándolos a la luz”. El artículo se deshizo en elogios hacia Gerhard y dijo que “estuvo dispuesto a morir por sus principios, los mismos que lo guiaron durante su vida”.

Contactos para la prensa:

Internacional: J. R. Brown, Oficina de Información Pública, tel. +1 718 560 5000

Austria: Johann Zimmermann, tel. +43 1 804 53 45

Alemania: Wolfram Slupina, tel. +49 6483 41 3110