Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

18 DE JULIO DE 2017
RUSIA

El Tribunal Supremo ruso ratifica el fallo en contra de los testigos de Jehová

El 17 de julio de 2017 el Tribunal Supremo ruso ignoró descaradamente el compromiso que tiene su país de actuar a favor de la libertad religiosa. Este Tribunal ratificó el fallo que había emitido anteriormente en contra de las actividades de los testigos de Jehová en Rusia. La decisión prohíbe, en la práctica, la religión de los testigos de Jehová en todo el país.

El panel de tres jueces de la Sala de Apelaciones del Tribunal Supremo rechazó la apelación presentada por los Testigos y ratificó la decisión tomada el 20 de abril por el juez Yuriy Ivanenko. El juez había fallado a favor de la denuncia presentada por el Ministerio de Justicia para “disolver la organización religiosa registrada con el nombre de Centro Administrativo de los Testigos de Jehová en Rusia y las entidades religiosas locales que forman parte de su estructura [y] entregarle a la Federación de Rusia todas las propiedades de la organización religiosa disuelta”.

Miembros del equipo de la defensa del Centro Administrativo

La decisión pone en peligro la seguridad y el bienestar de más de 175.000 testigos de Jehová en Rusia. Philip Brumley, responsable del departamento jurídico de los testigos de Jehová, declaró. “Los testigos de Jehová de todo el mundo están muy preocupados por el bienestar de sus hermanos en Rusia. La decisión de la Sala de Apelaciones hace que los abusos cometidos en contra de los testigos de Jehová en Rusia parezcan justificados y los expone a que sean procesados judicialmente y a sufrir aún más atropellos. Se les ha marginado en su propio país”.

Los testigos de Jehová de Rusia han apelado en busca de justicia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Comité de Derechos Humanos de la ONU. Mientras tanto, los testigos de Jehová de todo el mundo oran para que el gobierno ruso reconsidere su postura y respete los derechos humanos fundamentales y que así los Testigos puedan seguir “llevando una vida tranquila y quieta con plena devoción piadosa”, como dice 1 Timoteo 2:2.