Ir al contenido

2 DE JUNIO DE 2014
RUSIA

Se sigue juzgando a los testigos de Jehová de Taganrog

El proceso judicial iniciado contra 16 testigos de Jehová en el tribunal de la ciudad de Taganrog (Rusia) siguió su curso durante mayo del 2014. En estos momentos, es el único juicio en toda Rusia en el que sus ciudadanos podrían ser considerados delincuentes por profesar su fe. Uno de los acusados dijo: “Desean que sea igual que los demás. No quieren que sea diferente y no quieren que hable a nadie de la Biblia. ¿Qué vendrá después? No lo sé”.

Las autoridades rusas, especialmente desde el 2009, se aprovechan de una interpretación errónea de la ley federal contra el extremismo para restringir aún más las actividades religiosas de los testigos de Jehová. Victor Zhenkov, un abogado de los Testigos, comentó: “He analizado lo sucedido en los últimos años respecto a las denuncias que se han presentado en los tribunales contra los testigos de Jehová. Y he llegado a la conclusión de que la policía lucha sin descanso contra ellos”. Las autoridades de Taganrog han adoptado una postura todavía más hostil: tratan a los Testigos como si sus actividades estuvieran prohibidas. Sin embargo, los testigos de Jehová están registrados legalmente en la Federación de Rusia desde 1992. Es evidente cuál es la intención de las autoridades de Taganrog. “En la comisaría —relató otro de los Testigos acusados—, el inspector me dijo claramente: ‘Firme el documento para renunciar a su fe, y cerraremos el caso. Será libre y podrá ir a donde quiera’.”

Si el tribunal declara a los 16 Testigos culpables, podría multarlos, obligarlos a realizar ciertos trabajos o encerrarlos en prisión. Una condena pondría en peligro la libertad de culto en toda Rusia. Los testigos de Jehová del país realizarían sus pacíficas actividades religiosas pensando que en cualquier momento podrían ser llevados a juicio. La abogada de la defensa, Alyona Borodina, dijo: “El Estado no deja de acosar a los Testigos. Cuando un tribunal declara que una obra es extremista, por ley hay que destruirla. Pero un poeta escribió: ‘Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres’. Existe una grave amenaza contra la libertad religiosa”.

Se espera que el juez dé el veredicto final en junio del 2014. En todo el mundo, los testigos de Jehová y muchas otras personas que defienden la libertad religiosa están muy pendientes del resultado de este juicio.