Tras un juicio que duró once meses, el Tribunal de la Ciudad de Taganrog declaró culpables a 16 testigos de Jehová de los cargos de organizar reuniones religiosas pacíficas y asistir a ellas. El tribunal basó su decisión en una ley que castiga a quienes organizan actividades extremistas y toman parte en ellas. Este proceso fue posible porque en el año 2009 el tribunal regional aplicó erróneamente la ley rusa sobre el extremismo. *

El 30 de noviembre de 2015, el juez A. V. Vasyutchenko sentenció a cuatro de los Testigos a más de cinco años de cárcel por organizar servicios religiosos y les impuso una multa a cada uno de ellos de 100.000 rublos ($1.511). A cada uno de los otros 12 acusados les impuso multas que iban desde los 20.000 a los 70.000 rublos (entre $300 y $1.050). Sin embargo, enseguida suspendió las sentencias y canceló el pago de las multas. Aún no está claro cómo les afectarán a los condenados estas sentencias suspendidas. Lo que sí está claro es que han quedado señalados como delincuentes.

Una difícil decisión

Los más de ochocientos Testigos que viven en Taganrog están preocupados por las consecuencias de reunirse pacíficamente para estudiar la Biblia y orar. En el juicio, todos los acusados dijeron claramente que seguirían siendo testigos de Jehová. Esta sentencia puede poner a prueba su determinación. Aleksandr Skvortsov, uno de los condenados, declaró: “El tribunal nos dijo en realidad: ‘Renuncien a su fe, o serán castigados por reincidentes’”.

Los Testigos de otros lugares de Rusia están intranquilos tras conocer la sentencia. Las autoridades de Samara y Abinsk han seguido los pasos de las autoridades de Taganrog. Han aplicado erróneamente la ley rusa contra el extremismo a las pacíficas actividades de los Testigos y han disuelto sus entidades legales. Mientras los funcionarios rusos utilicen esta estrategia, los testigos de Jehová esperan que sigan los ataques a la libertad religiosa en Rusia.

Continúa la lucha por la libertad religiosa

Esta decisión pone de relieve la presión creciente que las autoridades rusas ejercen para acabar con la religión de los testigos de Jehová. El año pasado, los funcionarios rusos calificaron de extremistas a dos de sus entidades legales. Desde marzo de 2015 se les impide importar publicaciones religiosas, incluso biblias. En julio, Rusia prohibió el sitio oficial de los testigos de Jehová (es el único país del mundo que lo ha hecho). Los Testigos han impugnado estas decisiones en los tribunales rusos y han presentado 28 demandas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con el fin de que se reparen las violaciones de los derechos humanos en Rusia.

Los 16 Testigos de Taganrog apelarán esta decisión. Comenzará así un nuevo capítulo de esta larga batalla legal. “Todo este proceso ha durado más de dos años y medio —señala Yaroslav Sivulskiy, portavoz del Centro Administrativo de los Testigos de Jehová de Rusia—. Es lamentable que tengan que volver a juicio para defender su derecho fundamental a la libertad religiosa, garantizado por la Constitución”.

Los testigos de Jehová no son extremistas. En sus servicios religiosos se enseña a amar a Dios y al prójimo. Los Testigos de Taganrog estudian en sus reuniones semanales lo mismo que los demás Testigos del mundo. Se han documentado más de 1.700 casos de abusos por parte de las autoridades rusas, pero ni una sola vez han respondido los testigos de Jehová con un acto de desobediencia civil.

Los testigos de Jehová confían en que las autoridades rusas reconozcan el carácter pacífico de sus actividades religiosas y no los lleven ante los tribunales ni en Taganrog ni en ningún otro lugar. Las autoridades deben amparar el derecho a la libertad religiosa que tienen los testigos de Jehová igual que hacen con otras religiones principales.

Cronología del nuevo juicio *

  1. 22 de enero de 2015

    Comienza en el Tribunal de la Ciudad de Taganrog el nuevo juicio de los 16 Testigos.

  2. Junio de 2015

    El juez pospone las audiencias, lo que retrasa la decisión hasta el otoño.

  3. 13 de noviembre de 2015

    El juez levanta la sesión para deliberar.

  4. 30 de noviembre de 2015

    El Tribunal de la Ciudad de Taganrog condena a los 16 Testigos. Les impone multas a todos ellos y a cuatro los sentencia a más de cinco años de cárcel. El juez suspende las sentencias.