Ir al contenido

1 DE OCTUBRE DE 2014
RUSIA

Los testigos de Jehová apelan ante el Tribunal Supremo de Rusia la disolución de su entidad jurídica en Samara

El 8 de octubre de 2014, el Tribunal Supremo de la Federación de Rusia verá la apelación de los testigos de Jehová relacionada con la disolución de la organización religiosa que tienen en Samara. Hace unos meses, un tribunal inferior dictaminó que la entidad jurídica de los Testigos de Samara es extremista. Si el Tribunal Supremo no anula ese veredicto, los más de 1.500 testigos de Jehová de esa región tendrán graves problemas.

La fiscalía regional de Samara emplea tácticas hostiles

El proceso judicial se inició en abril de 2014, cuando la fiscalía de esa región presentó una demanda ante el Tribunal Regional de Samara para que se disolviera la organización local de los Testigos por llevar a cabo “actividades extremistas”. Antes de que el caso llegara al tribunal regional, la fiscalía suspendió la entidad jurídica de los testigos de Jehová de Samara y embargó sus bienes. Acto seguido, y sin que hubiera comenzado el juicio todavía, el Ministerio de Justicia de la Federación de Rusia incluyó dicha organización en la lista de comunidades religiosas proscritas por ser consideradas extremistas. Más tarde, el 29 de mayo de 2014, la jueza Shabayeva falló a favor del fiscal y ordenó la prohibición de la organización y la confiscación de sus bienes.

Esta no es la primera vez que la fiscalía regional de Samara intenta proscribir la organización religiosa de los testigos de Jehová de la región. En el 2009, presentó una demanda que llegó a verse en los tribunales, pero después retiró los cargos. Sin embargo, esta vez las autoridades de Samara han actuado de forma un tanto diferente para lograr su objetivo.

Los tribunales rusos disuelven organizaciones religiosas basándose en argumentos muy discutibles

En enero de 2013 y en enero de 2014, la policía registró las instalaciones que los Testigos alquilan para sus reuniones y, supuestamente, encontró publicaciones religiosas incluidas en la lista federal de obras extremistas. Tras el registro efectuado en el 2013, la fiscalía regional de Samara envió un comunicado de advertencia a la organización local de los Testigos. Sin embargo, después que la policía hallara de nuevo publicaciones religiosas en enero de 2014, la fiscalía inició el proceso judicial. El 7 de marzo de 2014, el Tribunal del Distrito Soviético de Samara declaró a la organización religiosa culpable y le impuso una multa de 50.000 rublos (1.383 dólares). Los testigos de Jehová están convencidos de que, en ambos registros, la policía fue quien puso allí las publicaciones. Además, los Testigos están librando una batalla contra los tribunales de Rusia que han declarado que sus publicaciones son extremistas, y han presentado un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En abril de 2014, después de conseguir que el tribunal de distrito confirmara la condena, la fiscalía presentó una demanda ante el Tribunal Regional de Samara en la que acusó de extremista a la organización local de los testigos de Jehová con la intención de acabar con ella. Los abogados de la defensa alegaron ante la jueza Shabayeva que proscribir dicha organización religiosa estaba totalmente injustificado, pues no hay nada de extremista en las actividades o creencias de los testigos de Jehová de Samara ni del resto del mundo. Además, argumentaron que las publicaciones prohibidas las pusieron allí los mismos policías durante los registros. Aun así, la jueza Shabayeva decidió disolver la organización de los Testigos de Samara.

¿Continuarán restringiendo la libertad religiosa las autoridades rusas?

Las autoridades de Samara siguen una estrategia parecida a la que siguieron las autoridades de Taganrog contra los testigos de Jehová de esa ciudad. Allí fue donde por primera vez se aplicó indebidamente contra los Testigos la ley federal contra el extremismo. Las autoridades consiguieron proscribir la organización de los Testigos de Taganrog en 2009, y después iniciaron un proceso penal contra Testigos individuales. En dicho caso se acabó condenando a siete Testigos simplemente por asistir a reuniones religiosas. Ahora se teme que ocurra lo mismo con los Testigos de Samara.

¿Hasta dónde llegarán las autoridades rusas en su ataque contra los testigos de Jehová? Desde junio de 2014, se han presentado cargos falsos contra los Testigos en distintas partes de Rusia por distribuir publicaciones religiosas calificadas como extremistas. Los testigos de Jehová de Samara esperan que el Tribunal Supremo de la Federación de Rusia haga justicia en este caso.