Ir al contenido

2 DE MARZO DE 2015
KIRGUISTÁN

La libertad religiosa en Kirguistán vive un momento decisivo

El 4 de septiembre de 2014, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Kirguistán defendió la libertad de culto cuando dictaminó que ciertos artículos de la ley religiosa del 2008 eran inconstitucionales. Esta decisión pareció allanar el camino para que los Testigos obtuvieran el reconocimiento legal en el sur del país. *

Sin embargo, el Comité Estatal para los Asuntos Religiosos continúa sin concederles el registro legal en la región. Como el parlamento todavía no ha hecho enmiendas a la ley religiosa del 2008, el comité sostiene que esta sigue en vigor tal como está y, por lo tanto, impide la inscripción legal de los Testigos. Así que, la misma religión que está registrada legalmente y que se practica sin ningún problema en el norte de Kirguistán se restringe y se discrimina en el sur. *

Arrestos por supuestas actividades religiosas ilegales

El 30 de junio de 2014, una mujer de 46 años llamada Zhyldyz Zhumalieva estaba hablando acerca de sus creencias religiosas en Naryn, ciudad del sur de Kirguistán. Las autoridades la detuvieron por difundir las creencias de una comunidad religiosa local que no está inscrita legalmente en esa población. * Es la primera vez que se procesa a un Testigo por realizar actividades religiosas desde que Kirguistán obtuvo la independencia.

El 5 de agosto de 2014, el tribunal regional de Naryn vio el caso contra Zhyldyz Zhumalieva. Los jueces hicieron muchas preguntas a fin de entender la postura de los testigos de Jehová y su mensaje. Después de examinar las pruebas, optaron por suspender el caso a la espera de que la Sala Constitucional tomara la decisión antes mencionada.

Una vez se conoció el veredicto, el tribunal regional de Naryn reanudó el juicio de Zhyldyz Zhumalieva y no consideró que hubiera cometido ninguna falta administrativa. Además, mencionó que todas las personas tienen el derecho constitucional de hablar de sus creencias religiosas. Valiéndose de la decisión de la Sala Constitucional, el tribunal destacó que los testigos de Jehová tienen reconocimiento legal en Kirguistán y anuló la condena. Sin embargo, el fiscal apeló, alegando que dicha decisión no tenía relación con el caso de Zhyldyz Zhumalieva. El 24 de diciembre de 2014, el Tribunal Supremo rechazó el recurso de apelación, confirmó la decisión del tribunal regional de Naryn de absolver a Zhyldyz Zhumalieva y defendió su derecho a hablar de sus creencias religiosas a los demás.

Los tribunales de Osh desestiman las acusaciones falsas

En el 2013, Oksana Koriakina y su madre, Nadezhda Sergienko, fueron puestas bajo arresto domiciliario por supuestos delitos cometidos al hablar de su fe a otras personas. Las autoridades de Osh utilizaron estas acusaciones falsas para alegar que los testigos de Jehová realizan “actividades religiosas ilegales”. Además, sostienen que si no están inscritos localmente como entidad religiosa, no pueden hablar en público sobre sus creencias.

El tribunal de Osh absolvió de todos los cargos a las dos mujeres. En el fallo, dictado el 7 de octubre de 2014, el juez concluyó que las autoridades habían cometido errores graves en la investigación y que Oksana Koriakina y Nadezhda Sergienko habían sido procesadas simplemente por ser testigos de Jehová.

El fiscal pidió que se anulara esta decisión y solicitó que el caso se enviara otra vez a los investigadores para que pudieran “corregir” los errores cometidos en el proceso y se pudiera volver a juzgar a Oksana Koriakina y Nadezhda Sergienko. Cuando el tribunal rechazó esta petición, el fiscal apeló al Tribunal Supremo de Kirguistán. La audiencia se celebrará el 3 de marzo de 2015, y los Testigos confían en que su veredicto vuelva a hacer justicia.

¿Se inclinará Kirguistán a favor de la libertad religiosa?

Un testigo de Jehová que estaba presente en el juicio de Zhyldyz Zhumalieva comentó: “Desde 1998, las autoridades locales nos acosan porque no estamos registrados legalmente en Naryn. Pero gracias a la decisión del Tribunal Supremo, tenemos la esperanza de que por fin se nos conceda la inscripción legal”.

Los testigos de Jehová esperan que pronto se les dé reconocimiento legal en Naryn, Osh y en todo el sur de Kirguistán para poder llevar a cabo sus actividades religiosas en paz. Si las autoridades de Kirguistán hacen caso de las decisiones del Tribunal Supremo, se dará un paso importante a favor de la libertad religiosa de sus ciudadanos.

^ párr. 2 Para más información sobre la decisión del 4 de septiembre de 2014 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Kirguistán, vea el artículo “El Tribunal Supremo de Kirguistán defiende la libertad religiosa de los testigos de Jehová”.

^ párr. 3 La confesión religiosa de los testigos de Jehová está inscrita en el registro nacional de Kirguistán y en los registros de las distintas localidades del norte del país. Sin embargo, se deniega sistemáticamente su inscripción en las poblaciones del sur.

^ párr. 5 El artículo 395(2) del Código Administrativo de Kirguistán prohíbe la violación de las “leyes que regulan la organización y celebración de reuniones religiosas, procesiones y otras ceremonias”.