Ir al contenido

15 DE ABRIL DE 2015
GEORGIA

Los testigos de Jehová lanzan una campaña de información en abril

El 1 de abril de 2015, los testigos de Jehová de la república de Georgia iniciaron una campaña para informar a policías, fiscales y autoridades municipales del reciente fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso Begheluri y otros contra Georgia. Este caso tiene que ver con la violación de los derechos de los testigos de Jehová en el país. La campaña pretende dar a conocer a las autoridades los hechos, el veredicto del Tribunal y la obra que realiza esta comunidad religiosa.

Georgia ha tolerado la violencia contra los Testigos

Entre 1999 y 2003, los seguidores de un ex sacerdote de la Iglesia ortodoxa de Georgia organizaron ataques violentos contra testigos de Jehová. Aunque se presentaron 784 denuncias a la policía por todas las agresiones, las autoridades no hicieron caso. De hecho, en ocasiones los mismos policías agredieron a los Testigos. Ninguna de las denuncias sirvió para detener los ataques en su contra. Al ver que las autoridades no hacían nada, los agresores se atrevieron incluso a atacarlos en los juzgados, en las calles y en las asambleas.

El Tribunal Europeo hace justicia

Los testigos de Jehová de Georgia presentaron dos demandas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En mayo de 2007, * el Tribunal emitió el veredicto del primer caso, y en octubre de 2014, el del segundo: el de Begheluri y otros contra Georgia. En ambos casos, se condenó a la república de Georgia por haber participado en los ataques y se la consideró responsable del aumento de la violencia contra los Testigos al no haber hecho nada para evitar las agresiones. En la sentencia del caso Begheluri, el Tribunal señaló que “las autoridades de Georgia crearon un ambiente de impunidad que terminó propiciando otros ataques contra los testigos de Jehová en todo el país”. *

El gobierno de Georgia respondió favorablemente a este veredicto, pues un día después de que se anunciara la sentencia en el caso Begheluri se comprometió a evitar que se produjeran más agresiones. Las autoridades declararon:

“La república de Georgia está firmemente resuelta a proteger la libertad de pensamiento, conciencia, religión, así como todos los derechos humanos. El país está decidido a garantizar la igualdad de todos ante la ley y a castigar a los que violan estos derechos. Además, no permitirá que vuelva a existir un ambiente que tolere abusos.”

Mejora la situación

En estos últimos años, la situación de los testigos de Jehová en Georgia ha cambiado mucho. Ahora pueden practicar su fe con tranquilidad y están agradecidos de que las autoridades protejan sus derechos. Los Testigos han podido construir centros de adoración y recientemente han ampliado su sucursal en el país.

No obstante, algunos funcionarios saben muy poco sobre los testigos de Jehová y sus creencias. Incluso puede que no conozcan la sentencia del caso Begheluri ni la declaración que hizo el gobierno. Además, todavía se siguen cometiendo agresiones por motivos religiosos y no se castiga a los agresores. En 2014, por ejemplo, se produjeron al menos 30 agresiones físicas contra testigos de Jehová, por lo que han vuelto a presentar demandas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. *

Se espera que la campaña informativa que se realiza en abril contribuya a que se respeten más los derechos humanos en la república de Georgia. Los testigos de Jehová agradecen al gobierno que se haya comprometido a evitar que vuelva haber un ambiente de tolerancia a la violencia. Además, esperan que las autoridades tomen medidas contra los que comenten crímenes motivados por el odio religioso.

^ párr. 6 Miembros de la congregación de los testigos de Jehová de Gldani contra Georgia, núm. 71156/01, 3 de mayo de 2007.

^ párr. 6 Begheluri y otros contra Georgia, núm. 28490/02, párr. 145, 7 de octubre de 2014.

^ párr. 11 Tsartsidze contra Georgia, núm. 18766/04, caso que se vio el 26 de mayo de 2004: algunos Testigos fueron atacados y las autoridades no hicieron nada para evitarlo o fueron atacados por las mismas autoridades; Biblaia y otros contra Georgia, núm. 37276/05, caso que se vio el 10 de septiembre de 2005: algunos Testigos fueron atacados y las autoridades no hicieron nada para evitarlo o fueron atacados por las mismas autoridades; Tsulukidze y otros contra Georgia, núm. 14797/11, caso que se vio el 27 de enero de 2011: las autoridades no realizaron una buena investigación ni castigaron a los agresores en nueve crímenes motivados por el odio religioso.