Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

25 DE ENERO DE 2017
COREA DEL SUR

“El mejor veredicto del año”

Hye-min Kim, Lak-hoon Cho y Hyeong-geun Kim se sintieron muy agradecidos el día en que salieron en libertad del Tribunal de Apelaciones de Gwangju. El veredicto les sorprendió mucho porque se les estaba juzgando por su objeción de conciencia al servicio militar, y cientos de hombres son encarcelados todos los años en Corea del Sur por este mismo motivo. De hecho, más de 19.000 hombres, incluidos los padres de estos tres jóvenes, han tenido que ir a la cárcel por el asunto de la objeción de conciencia, un problema que lleva años sin resolverse. Esta histórica decisión sienta las bases para un cambio de actitud con respecto a este asunto.

Declarado “el mejor veredicto del año”

Este veredicto es el primero en el que un tribunal de apelaciones declara no culpable a un objetor de conciencia. Al menos doscientos medios de comunicación se hicieron eco de esta noticia. Esto muestra que el veredicto ha tenido una gran repercusión y que a la gente le interesa cada vez más este asunto. Un periódico dijo que era “el mejor veredicto del año”, y otro lo situó entre los cinco más destacados del 2016 en Corea del Sur.

La decisión del tribunal de apelaciones indica que la actitud de jueces y juristas con respecto a este asunto está cambiando. En varios casos recientes, los jueces se dieron cuenta de que los jóvenes se negaban a hacer el servicio militar porque tenían fuertes convicciones morales y de que obligarlos a servir en el ejército o castigarlos por no hacerlo violaba su libertad de conciencia. Estos jueces llegaron a la conclusión de que los objetores tenían una “razón válida” para negarse a hacer el servicio militar y que no estaban tratando de evadirlo. En los últimos veinte meses, los jueces han declarado no culpables a 16 objetores de conciencia.

“La tendencia es significativa”, dice el abogado Du-jin Oh, quien ha representado a muchos objetores de conciencia. Él declaró: “Me alegra que cada vez haya más casos en los que los tribunales, incluyendo ahora un tribunal superior, declaren no culpables a los objetores. En cada caso, se espera que el fiscal apele la decisión. Sin embargo, este aparente cambio de actitud en el sistema judicial de Corea del Sur ha enfocado aún más la atención de la gente en el juicio sobre el derecho a expresar la conciencia que el Tribunal Constitucional tiene pendiente”.

Se busca una solución

El país está esperando que el Tribunal Constitucional de Corea del Sur emita una importante decisión. Este tribunal superior está poniendo en una balanza la garantía constitucional de libertad de conciencia y el castigo que impone la ley del Servicio Militar a quienes ejercen esa libertad y se niegan a hacer el servicio militar motivados por fuertes convicciones religiosas o de otro tipo.

Dae-il Hong, portavoz de los testigos de Jehová en Corea del Sur, dijo: “A miles de familias de Corea del Sur les gustaría que la sentencia respetara las creencias religiosas de los jóvenes objetores, quienes no deben ser obligados a ir en contra de su conciencia. Esperamos que la decisión del Tribunal Constitucional dignifique a estos jóvenes”.