Ir al contenido

11 DE JUNIO DE 2015
AZERBAIYÁN

Los Testigos reclaman la liberación de dos mujeres detenidas injustamente en Azerbaiyán

Los testigos de Jehová han acudido a las autoridades internacionales para denunciar la detención injusta de Irina Zakharchenko y Valida Jabrayilova. Estas dos mujeres fueron acusadas de distribuir publicaciones bíblicas sin la debida autorización, y por ello el Tribunal de Distrito de Sabail las sentenció a tres meses de encarcelamiento preventivo. Aunque Irina Zakharchenko y Valida Jabrayilova entraron en prisión el 17 de febrero de 2015, siguen encarceladas porque el tribunal decidió recientemente ampliar su detención dos meses más.

Irina Zakharchenko y Valida Jabrayilova

Tratan como delincuentes peligrosas a dos mujeres pacíficas

El 5 de diciembre de 2014, la policía detuvo a Irina Zakharchenko y Valida Jabrayilova mientras conversaban sobre sus creencias religiosas con los residentes de unos apartamentos en Bakú. Las soltaron al cabo de unas horas. Sin embargo, después de este incidente, las citaron en numerosas ocasiones para interrogarlas. El 17 de febrero de 2015, unos agentes del Ministerio de Seguridad Nacional se las llevaron sin previo aviso a una audiencia a puerta cerrada y presentaron cargos penales contra ellas. El juez ordenó su detención preventiva y, para justificar su decisión, declaró que estas dos mujeres eran una “amenaza para la sociedad”. Enseguida, el Ministerio de Seguridad Nacional las encarceló en las instalaciones de este organismo que aparecen en la fotografía.

Después, los agentes del Ministerio de Seguridad Nacional registraron minuciosamente sus hogares y confiscaron publicaciones religiosas, cuadernos personales, una computadora portátil y un celular. El tribunal ha rechazado todos los recursos de apelación que se han presentado y se ha negado a sustituir su encarcelamiento preventivo por arresto domiciliario.

Preocupa mucho su estado de salud

Los abogados, familiares y amigos están preocupados por el estado de salud de estas dos mujeres, pues creen que está empeorando. Irina Zakharchenko tiene 55 años. Los médicos dicen que tiene un 80 por ciento de discapacidad debido a su artritis aguda y una lesión que sufrió anteriormente en la pierna derecha.

Además, están muy preocupados por la salud emocional de ambas. El Ministerio de Seguridad Nacional solo permite que las visiten sus abogados. Los familiares únicamente pueden enviarles cosas necesarias como ropa, medicinas y jabón una vez al mes. Ellos han intentado hacerles llegar una Biblia para que puedan recibir consuelo, pero las autoridades tampoco se lo han permitido.

¿Se inclinará Azerbaiyán por la tolerancia religiosa?

En la investigación del caso de Irina Zakharchenko y Valida Jabrayilova, el Ministerio de Seguridad Nacional ha interrogado al menos a otros 20 Testigos y registrado 10 casas. Además, funcionarios de este ministerio, agentes del Comité Estatal para las Relaciones con las Asociaciones Religiosas y varios policías registraron el local donde se celebran las reuniones religiosas a las que ellas asistían.

Como las autoridades de Azerbaiyán no han ofrecido otra alternativa, los testigos de Jehová han denunciado la detención injusta y el trato inhumano que sufren Irina Zakharchenko y Valida Jabrayilova ante la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y otras organizaciones internacionales. El gobierno de Azerbaiyán ha asumido compromisos internacionales para promover los derechos humanos y las libertades fundamentales, y se enorgullece de ser tolerante con las distintas ideas religiosas.

Los testigos de Jehová esperan que las autoridades de Azerbaiyán cumplan con su obligación de respetar los derechos humanos y les permitan practicar su fe en paz. Además, solicitan al gobierno que libere de inmediato a estas dos mujeres inocentes.