Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

Nombres de los delegados, de izquierda a derecha: Alberto Rovira (España), Peter Hamadej (Eslovaquia), Andrejs Gevla (Letonia), Chung Ho (Corea), Yaroslav Sivulskiy (Rusia), Johann Zimmermann (Austria), Stefan Steiner (Suiza), Vasiliy Kalin (Rusia), Tommi Kauko (Finlandia), Mark Sanderson (United States), Robert Delahaije (Países Bajos), Marc Hansen (Bélgica), Paul Gillies (Reino Unido), Lars-Erik Eriksson (Suecia), Tommy Jensen (Dinamarca), Jørgen Pedersen (Noruega), Manfred Steffensdorfer (Alemania), Teemu Konsti (Lituania), Babis Andreopoulos (Grecia), Tambet Ernits (Estonia), Jean-Claude Pons (Francia)

21 DE JULIO DE 2017
RUSIA

Una delegación internacional de Testigos apoya a sus hermanos rusos en la apelación ante el Tribunal Supremo

NUEVA YORK (Estados Unidos). El Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová mandó a Moscú a una delegación de Testigos de varios países con la intención de apoyar a sus hermanos de Rusia.

Cuando esta delegación llegó a Moscú, los hermanos rusos los recibieron con gran alegría. Algunos de estos hermanos habían venido desde la lejana Siberia. Los delegados les mostraron a todos su profunda preocupación y les aseguraron que la hermandad mundial está orando por ellos. Un miembro de la delegación declaró: “Me emocioné al ver la actitud tan valiente de mis hermanos rusos, especialmente porque había pocas esperanzas de que se revocara la injusta decisión que prohibió su actividad en el país”.

A pesar de la decisión desfavorable de los tres jueces del Tribunal Supremo, en la sala se respiraba un ambiente de amor y unidad. Fue triste escuchar que se manchaba el nombre de Jehová en un contexto público y era obvio que a los Testigos de Rusia les esperaba un tiempo de pruebas. Con todo, el afecto que mostraron los Testigos en el juzgado y la dignidad con la que se comportaron dejaron bien claro que no se merecían que los acusaran de extremistas, cargo que los jueces ratificaron ese día.

Mark Sanderson, miembro del Cuerpo Gobernante, encabezó la delegación. Animó con cariño a los hermanos a afrontar el futuro con valentía y fortaleza. Cuando los delegados salieron del juzgado, los Testigos rusos los abrazaron y agradecieron el apoyo que les habían mostrado en este momento crucial.

Los delegados también visitaron 21 embajadas en Moscú para informarles sobre los efectos negativos que ha tenido la campaña rusa en contra de los Testigos. Por ejemplo, han quemado sus casas, los han despedido de sus trabajos, han acosado a sus hijos en la escuela y varios ancianos de congregación han sido acusados formalmente por organizar reuniones cristianas. Uno de estos ancianos es Dennis Christensen, quien sigue bajo arresto preventivo. A algunos embajadores les impactó ver todos esos abusos resumidos en un video de dos minutos. La pregunta que más hacían era: “¿Y por qué a los testigos de Jehová?”. Los Testigos aprovecharon la oportunidad para explicarles que los miembros de nuestra organización son neutrales en sentido político y que nuestra predicación ha ayudado a muchos rusos a mejorar su vida. Un embajador dijo: “A la Iglesia Ortodoxa no le gusta que ustedes pesquen en sus aguas”. Más de una decena de embajadas enviaron representantes al juzgado y se quedaron allí las ocho horas que duró la audiencia.

La delegación internacional se fue de Rusia con una fe mucho más fuerte después de ver que sus hermanos están decididos a permanecer leales y tras haber tenido la oportunidad de dar testimonio a altos funcionarios.

Contacto para la prensa:

David Semonian, Oficina de Información Pública, +1 845 524 3000