Ir al contenido

Testigos de Jehová

Seleccionar idioma español

1 DE JUNIO DE 2016
ESTADOS UNIDOS

A la venta el histórico edificio The Towers en Brooklyn

El elegante hotel Towers en sus inicios

NUEVA YORK (Estados Unidos). El 24 de mayo de 2016, los testigos de Jehová pusieron a la venta el edificio The Towers, un complejo residencial de 16 plantas situado en el número 21 de la calle Clark, en el histórico distrito Brooklyn Heights. Este antiguo hotel, de 29.150 metros cuadrados (313.768 pies cuadrados) y coronado por cuatro distintivas torres venecianas decoradas con columnas, lleva nueve décadas embelleciendo el paisaje de Brooklyn.

Originalmente, este edificio era el hotel Leverich Towers, que tuvo su fiesta de inauguración en 1928. El diseño del hotel estuvo a cargo de la conocida firma de arquitectos Starret & Van Vleck, que también es autora de las emblemáticas tiendas Lord & Taylor y Saks Fifth Avenue. Años más tarde, el edificio cambió de dueño y pasó a conocerse como el hotel Towers. Se promocionó como “el hotel aristócrata de Brooklyn” por estar decorado al estilo románico y tener un salón de baile con candelabros de techo, así como una terraza en la azotea con privilegiadas vistas del bajo Manhattan, el puerto de Nueva York y el puente de Brooklyn.

La majestuosa escalera del edificio The Towers con sus barandillas de caoba y tres arcos con columnas que enmarcan un mural campestre al estilo trompe l’oeil

A pesar de sus brillantes comienzos, el hotel presentaba un gran deterioro en los años setenta. Los testigos de Jehová compraron el edificio el 14 de enero de 1975, y para el año 1978 ya lo habían remodelado con el fin de usarlo como alojamiento y comedor para más de mil voluntarios que trabajaban en la sede mundial de los Testigos. Richard Devine, portavoz de la organización, explica: “Nuestras actividades de impresión crecían rápidamente, y el Towers ofrecía el espacio necesario para alojar a nuestro personal, que no dejaba de aumentar”.

A través de las pérgolas de la terraza del edificio The Towers, el visitante puede divisar el complejo de oficinas de la sede mundial de los Testigos, los puentes de Brooklyn y de Manhattan y, a lo lejos, el Empire State.

En el año 1995, los Testigos empezaron una reforma aún mayor para devolverle al hotel parte del esplendor que había tenido. Richard Devine da detalles del alcance de las obras: “En la década de 1990, reconstruimos totalmente el interior del edificio y reemplazamos el sistema eléctrico y de cañerías. Además, añadimos una imponente escalera que conectaba el vestíbulo principal con el comedor”.

David Semonian, portavoz de la sede mundial de los Testigos, comenta: “Cuando vas caminando por las calles de Brooklyn Heights y de pronto te encuentras con el Towers, te llama la atención la elegancia que desprende. Nos hemos esmerado por conservar la belleza de este edificio que, además, ha sido durante décadas un hogar acogedor para los miembros de nuestra sede”.

Contacto para la prensa:

David Semonian, Oficina de Información Pública, 1-718-560-5000