Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

¿Cuál es la voluntad de Dios para mí?

La respuesta que da la Biblia

La voluntad de Dios es que lo conozcamos mejor, que seamos sus amigos y que lo amemos y le sirvamos con todo el corazón (Mateo 22:37, 38; Santiago 4:8). Podemos aprender cómo hacer la voluntad divina si estudiamos la vida y las enseñanzas de Jesús, quien no solo habló de dicha voluntad, sino que también la cumplió (Juan 7:16, 17). De hecho, respecto a su propósito en la vida, él mismo declaró: “He bajado [...] para hacer, no la voluntad mía, sino la voluntad del que me ha enviado” (Juan 6:38).

¿Debo esperar el llamado de Dios o alguna señal o visión para saber cuál es su propósito para mí?

No, pues es a través de la Biblia como él comunica su mensaje a la humanidad. En ella encontramos todo lo que necesitamos a fin de estar “completamente equipado[s] para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16, 17). Dios quiere que descubramos cuál es su voluntad para nosotros estudiando la Biblia y usando nuestra capacidad de razonar (Romanos 12:1, 2; Efesios 5:17).

¿Seré capaz de hacer la voluntad de Dios?

Claro que sí, pues Dios nos asegura mediante su Palabra que “sus mandamientos no son difíciles de obedecer” (1 Juan 5:3, La Palabra de Dios para Todos). Desde luego, eso no significa que obedecerlos siempre será pan comido. Pero el esfuerzo bien valdrá la pena. Jesús mismo dijo: “Felices [son] los que escuchan la Palabra de Dios y la practican” (Lucas 11:28, El Libro del Pueblo de Dios).