Ir al contenido

¿Qué hay que hacer para vivir para siempre?

La respuesta que da la Biblia

La Biblia promete: “El que hace lo que Dios quiere, vive para siempre” (1 Juan 2:17, La Palabra de Dios para Todos). Pero ¿qué es lo que Dios quiere que hagamos?

  • Dios quiere que los conozcamos a él y a su Hijo, Jesucristo. Jesús dijo en una oración a Dios: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo” (Juan 17:3). ¿Qué implica conocer a Dios y a Jesús? Podemos conocerlos al estudiar la Biblia y poner en práctica en nuestra vida lo que aprendemos en ella. * La Biblia revela lo que piensa Jehová, nuestro Creador, el Dios que nos ha dado la vida (Hechos 17:24, 25). La Biblia también nos habla de su Hijo, Jesús, que enseñó “dichos de vida eterna” (Juan 6:67-69).

  • Dios quiere que demostremos fe en el sacrificio de Jesús. Jesús vino a la Tierra para servir y dar su vida para rescatar a la humanidad (Mateo 20:28). El sacrificio de Jesús abrió el camino para que los humanos puedan vivir para siempre en el Paraíso en la Tierra * (Salmo 37:29). Jesús dijo: “Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Fíjese en que hace falta más que simplemente creer en Jesús. Debemos demostrar fe en él viviendo de acuerdo con sus enseñanzas y con la voluntad de su Padre (Mateo 7:21; Santiago 2:17).

  • Dios quiere que tengamos una buena amistad con él. Desea que nos acerquemos a él y seamos sus amigos (Santiago 2:23; 4:8). Dios es eterno y nunca morirá. Por eso quiere que sus amigos también vivan para siempre. En su Palabra, Dios expresa su deseo de que todos los que lo buscan “vivan para siempre” (Salmo 22:26).

Conceptos erróneos sobre la vida eterna

Lo que algunos creen: El hombre conseguirá vivir para siempre gracias a sus esfuerzos.

La verdad: Aunque los avances en medicina prometen alargar la duración de nuestra vida, los esfuerzos que se hacen por conseguir vida eterna no tendrán éxito. Solo Dios puede darnos vida eterna porque él es “la fuente de la vida” (Salmo 36:9). Él promete que “se tragará a la muerte para siempre” y que dará vida eterna a todas las personas fieles (Isaías 25:8; 1 Juan 2:25).

Lo que algunos creen: Solo las personas de ciertas razas vivirán para siempre.

La verdad: Dios no tiene favoritismos. Al contrario, “en toda nación, el que le teme y obra justicia le es acepto” (Hechos 10:34, 35). Las personas de cualquier grupo étnico y cultura que obedezcan a Dios vivirán para siempre.

Lo que algunos creen: Vivir para siempre será aburrido.

La verdad: La promesa de vivir para siempre la hace Dios, quien nos ama y quiere que seamos felices (Santiago 1:17; 1 Juan 4:8). Él sabe que para ser felices necesitamos un trabajo que le dé sentido a nuestra vida (Eclesiastés 3:12). Dios promete que quienes vivan para siempre en la Tierra tendrán un trabajo que les dará satisfacción, un trabajo que los beneficiará a ellos y a sus seres queridos (Isaías 65:22, 23).

Además, quienes vivan para siempre seguirán aprendiendo cosas nuevas sobre el Creador y sus innumerables creaciones. Él hizo a los humanos con el deseo de vivir para siempre y de conocerlo. Pero, aunque vivan para siempre, nunca comprenderán totalmente las obras “que el Dios verdadero ha hecho” (Eclesiastés 3:10, 11). Por eso, los que vivan para siempre no dejarán de hacer y aprender cosas interesantes.

^ párr. 4 Los testigos de Jehová ofrecen cursos bíblicos gratuitos. Si desea saber más, vea el video ¿Cómo son nuestros cursos bíblicos?