Configuración de accesibilidad

Search

Seleccionar idioma

Ir al menú secundario

Ir al contenido

Testigos de Jehová

español

¿Quiénes van al cielo?

La respuesta que da la Biblia

Dios ha elegido a un número limitado de cristianos fieles que, tras morir, son resucitados para vivir en el cielo (1 Pedro 1:3, 4). Después de ser elegidos, deben seguir teniendo una fe fuerte y una conducta cristiana, pues de lo contrario no serían dignos de recibir la herencia celestial (Efesios 5:5; Filipenses 3:12-14).

¿Qué harán allí?

Estos escogidos serán reyes y sacerdotes junto a Jesús durante mil años (Revelación [Apocalipsis] 5:9, 10; 20:6). Constituirán el nuevo gobierno celestial (lo que la Biblia llama los “nuevos cielos”) que gobernará a la nueva sociedad humana (o la “nueva tierra”). Estos reyes harán posible que vivamos en una sociedad justa y recta, tal como se había propuesto Dios (Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13).

¿Cuántos irán al cielo?

La Biblia dice que 144.000 personas serán resucitadas para vivir en el cielo (Revelación 7:4). En una visión, el apóstol Juan pudo ver al “Cordero [Jesucristo resucitado] de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil” (Revelación 14:1-3; Juan 1:29; 1 Pedro 1:19). El monte Sión representa la posición elevada que Dios les ha dado tanto a Jesús como a los 144.000 que reinarán con él en el cielo (Salmo 2:6; Hebreos 12:22).

A “los llamados y escogidos” para reinar con Cristo en el Reino de Dios también se les conoce como el “rebaño pequeño” (Revelación 17:14; Lucas 12:32). Esto demuestra que los escogidos son pocos en comparación con la cantidad total de ovejas del rebaño de Cristo (Juan 10:16).

Conceptos erróneos sobre los que van al cielo

Lo que algunos creen: Todos los buenos van al cielo.

La verdad: Según lo que Dios promete, la mayoría de la gente buena vivirá en la Tierra (Salmo 37:11, 29, 34).

  • Jesús dijo: “Ningún hombre ha ascendido al cielo” (Juan 3:13). Con esas palabras dejó claro que las personas buenas que murieron antes que él, como Abrahán, Moisés, Job y David, no fueron al cielo (Hechos 2:29, 34). Ellos tenían la esperanza de ser resucitados para vivir en la Tierra (Job 14:13-15).

  • A la resurrección celestial se la llama “la primera resurrección” (Revelación 20:6). Así que habrá otra resurrección, y esta será en la Tierra.

  • La Biblia enseña que en el Reino de Dios “la muerte no será más” (Revelación 21:3, 4). Esta declaración tiene que referirse a la Tierra, pues en el cielo nunca ha habido muerte.

Lo que algunos creen: Cada persona puede decidir si vivirá en el cielo o en la Tierra.

La verdad: Es Dios quien decide a qué cristianos fieles les dará “el premio de la llamada hacia arriba”, es decir, la esperanza de vivir en el cielo (Filipenses 3:14). Este llamamiento no depende de las preferencias o aspiraciones de cada uno (Mateo 20:20-23).

Lo que algunos creen: La esperanza de vivir para siempre en la Tierra se le ofrece solo a quienes no son dignos de recibir el privilegio de vivir en el cielo.

La verdad: A quienes vivirán para siempre en la Tierra, Dios los llama “mi pueblo”, “mis escogidos” y “los benditos de Jehová” (Isaías 65:21-23). Ellos tendrán el gran honor de cumplir el propósito original de Dios: que seres humanos perfectos vivan para siempre en un paraíso terrestre (Génesis 1:28; Salmo 115:16; Isaías 45:18).

Lo que algunos creen: El número 144.000 mencionado en Apocalipsis es simbólico.

La verdad: Aunque hay números simbólicos en este libro, algunos sí son literales. Un ejemplo son “los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero” (Revelación 21:14). Veamos otras pruebas que demuestran que el número 144.000 es literal.

Revelación (Apocalipsis) 7:4 registra “el número de los que fueron sellados [es decir, aprobados para vivir en el cielo], ciento cuarenta y cuatro mil”, y de inmediato contrasta este número con “una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar”. Esta “gran muchedumbre” también recibe la salvación (Revelación 7:9, 10). Si el número 144.000 fuera simbólico y se estuviera refiriendo a un número indeterminado de personas, se perdería el contraste entre los dos grupos. *

Además, se dice que los 144.000 son “comprados de entre la humanidad como primicias” (Revelación 14:4). La palabra “primicias” hace referencia a una pequeña muestra elegida del total. Por eso describe bien a los elegidos que gobernarán desde el cielo con Cristo sobre un número indeterminado de personas que vivirán en la Tierra (Revelación 5:10).

^ párr. 21 El profesor Robert Thomas escribió lo siguiente con respecto al número 144.000 mencionado en Apocalipsis 7:4: “Se trata de un número definido, en contraste con el indefinido del 7:9. Si lo interpretamos como simbólico, no podemos interpretar literalmente ningún número del libro” (Revelation 1-7: An Exegetical Commentary [Comentario exegético de Revelación 1-7], página 474).

Más información

¿Resucitó Jesús con un cuerpo carnal, o con uno espiritual?

Si Jesús resucitó con un cuerpo espiritual, ¿cómo pudieron verlo sus discípulos?

¿Qué propósito tiene Dios para la Tierra?

La Biblia explica para qué creó Dios la Tierra, cuándo acabará el sufrimiento y qué futuro les aguarda al planeta y a la humanidad.

¿Cuál es el mensaje del libro de Apocalipsis?

El propio libro de Apocalipsis declara que quienes lo lean, lo comprendan y actúen en conformidad con él serán felices.

¿Qué significado tienen los números en la Biblia? ¿Tiene la numerología apoyo bíblico?

Hay números que tienen un valor simbólico en la Biblia. Vea algunos ejemplos y descubra por qué eso no significa que la numerología tenga apoyo bíblico.