Ir al contenido

¿Qué es la Pascua?

La respuesta que da la Biblia

La Pascua es una celebración judía que recuerda la ocasión en que Dios liberó a los israelitas de la esclavitud en Egipto en 1513 antes de nuestra era. Dios les mandó a los israelitas conmemorar ese suceso tan importante todos los años el día 14 del mes judío de abib, más tarde llamado nisán (Éxodo 12:42; Levítico 23:5).

¿Por qué se llama Pascua?

La palabra Pascua viene de un término hebreo que significa “pasar por alto”. Hace referencia a la manera en que Jehová protegió a los israelitas de la plaga que mató a todos los primogénitos de Egipto (Éxodo 12:27; 13:15). Antes de que Dios trajera esta devastadora plaga, les dijo a los israelitas que degollaran una oveja o una cabra y que salpicaran la sangre sobre los marcos de las puertas de sus casas (Éxodo 12:21, 22, primera nota). Cuando Dios viera esta señal, pasaría por alto sus casas y protegería a sus primogénitos (Éxodo 12:7, 13).

¿Cómo se celebraba la Pascua en tiempos bíblicos?

Dios les dio a los israelitas instrucciones sobre cómo celebrar la primera Pascua. * Algunos de los aspectos que menciona la Biblia relacionados con la celebración de la Pascua son los siguientes:

  • El sacrificio. El día 10 del mes de abib (nisán), las familias escogían una oveja o una cabra de un año de edad, y el día 14, la sacrificaban. En la primera celebración de la Pascua, los israelitas salpicaron sangre del animal sobre la parte superior de la entrada y sobre los postes de la puerta, lo asaron y se lo comieron (Éxodo 12:3-9).

  • La comida. Además de la oveja o de la cabra, los israelitas comían pan sin levadura y verduras amargas durante la Pascua (Éxodo 12:8).

  • La fiesta. Después de la Pascua, los israelitas celebraban la fiesta de las Tortas no Fermentadas, que duraba siete días. Durante esos días no comían pan con levadura (Éxodo 12:17-20; 2 Crónicas 30:21).

  • La educación. Los padres aprovechaban la celebración de la Pascua para hablarles a sus hijos acerca de Jehová (Éxodo 12:25-27).

  • El viaje. Con el tiempo, los israelitas comenzaron a viajar a Jerusalén para celebrar la Pascua (Deuteronomio 16:5-7; Lucas 2:41).

  • Otras costumbres. En el tiempo de Jesús, se bebía vino y se cantaban alabanzas durante la celebración de la Pascua (Mateo 26:19, 30; Lucas 22:15-18).

Conceptos erróneos sobre la Pascua

Lo que algunos creen: Los israelitas se comían el sacrificio de la Pascua el 15 de nisán.

La verdad: Para los israelitas, el día empezaba con la puesta del Sol (Levítico 23:32). Dios les ordenó a los israelitas que sacrificaran una oveja justo después de la puesta del Sol que daba inicio al 14 de nisán y que comieran su carne esa misma noche (Éxodo 12:6, 8). Así es que sacrificaban el animal y se lo comían el 14 de nisán.

Lo que algunos creen: Los cristianos deben celebrar la Pascua.

La verdad: Después de celebrar la Pascua el 14 de nisán del año 33 de nuestra era, Jesús dio inicio a una nueva celebración: la Cena del Señor (Lucas 22:19, 20; 1 Corintios 11:20). Esta comida reemplazó a la Pascua, ya que conmemora el sacrificio de Jesús, representado por el cordero de Pascua (1 Corintios 5:7). El sacrificio de Jesús es superior al sacrificio que se hacía en la Pascua porque libera a las personas de la esclavitud al pecado y la muerte (Mateo 20:28; Hebreos 9:15).

^ párr. 7 Con el paso del tiempo, se tuvieron que hacer algunos cambios. Por ejemplo, los israelitas celebraron la primera Pascua “apresuradamente” porque tenían que estar listos para salir de Egipto (Éxodo 12:11). Pero una vez que llegaron a la Tierra Prometida, los israelitas ya podían celebrarla sin prisas.