Ir al contenido

Testigos de Jehová

Seleccionar idioma español

¿Por qué se le llama a Jesús el Hijo de Dios?

La respuesta que da la Biblia

A menudo, la Biblia llama a Jesús “el Hijo de Dios” (Juan 1:49). La expresión “Hijo de Dios” da a entender que Dios es el Creador y la Fuente de la vida, lo que significa que también creó a Jesús (Salmo 36:9; Revelación [Apocalipsis] 4:11). La Biblia no dice que Dios llegara a ser padre de la misma forma en que los humanos conciben hijos.

La Biblia también dice que los ángeles son “hijos del Dios verdadero” (Job 1:6). Además, enseña que el primer hombre, Adán, era “hijo de Dios” (Lucas 3:38). Pero la Biblia presenta a Jesús como el hijo más importante de Dios porque fue su primera creación y el único creado directamente por él.

 ¿Vivió Jesús en el cielo antes de nacer en la Tierra?

Sí. Antes de nacer como humano, Jesús era un ser espiritual en los cielos. Él mismo dijo que había “bajado del cielo” (Juan 6:38; 8:23).

Jesús fue lo primero que Dios creó. Sobre Jesús, la Biblia dice:

Jesús cumplió la profecía que hablaba de alguien que existía desde tiempos muy antiguos, desde mucho tiempo atrás (Miqueas 5:2; Mateo 2:4-6).

 ¿Qué hacía Jesús en el cielo antes de venir a la Tierra?

Tenía un importante puesto en el cielo. Jesús se refirió a ese puesto cuando le pidió a Dios: “Padre, glorifícame [...] con la gloria que tenía al lado de ti antes que el mundo fuera” (Juan 17:5).

Ayudó a su Padre a crear todas las demás cosas. Jesús trabajó junto con Dios “como un obrero maestro” (Proverbios 8:30). De Jesús, la Biblia dice: “Por medio de él todas las otras cosas fueron creadas en los cielos y sobre la tierra” (Colosenses 1:16).

Dios creó mediante Jesús todas las demás cosas, desde los ángeles hasta el universo material (Revelación 5:11). Se puede decir que la colaboración que hubo entre Dios y Jesús se parece a la de un arquitecto y un constructor. El arquitecto crea el diseño y el constructor lo hace realidad.

Era la Palabra. Cuando se refiere a la existencia de Jesús antes de venir a la tierra, la Biblia lo llama “la Palabra” (Juan 1:1). Esto significa que Dios usó a su hijo para transmitir información e instrucciones a otros seres espirituales.

Al parecer, Jesús también fue el portavoz de Dios para los humanos. Probablemente, Jehová habló a través de la Palabra, es decir, Jesús, cuando les dio instrucciones a Adán y Eva en el jardín de Edén (Génesis 2:16, 17). Puede que Jesús fuera el ángel que guió a los israelitas cuando cruzaron el desierto y que también fuera la voz que debían obedecer estrictamente (Éxodo 23:20-23). *

^ párr. 18 La Palabra no es el único ángel que Dios ha usado para comunicarse. Por ejemplo, Jehová usó a otros ángeles, no solo a su Primogénito, para dar la Ley a los israelitas (Hechos 7:53; Gálatas 3:19; Hebreos 2:2, 3).