Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

¿De veras existe Dios?

La respuesta que da la Biblia

La Biblia proporciona pruebas contundentes de que Dios existe. Además, nos enseña que para cultivar fe en Dios tenemos que utilizar nuestra “capacidad intelectual” en vez de dejarnos llevar por ideas religiosas populares (1 Juan 5:20; Romanos 12:1). Veamos algunos argumentos bíblicos que demuestran la existencia de Dios.

  • El hecho de que en nuestro universo haya orden y vida demuestra que alguien lo creó. La Biblia dice: “Toda casa es construida por alguien, pero el que ha construido todas las cosas es Dios” (Hebreos 3:4). Si bien es cierto que este argumento pudiera sonar muy simple, a mucha gente bien preparada le resulta convincente. *

  • Los seres humanos tenemos el deseo natural de hallarle sentido a la vida, un deseo que si no satisfacemos deja un enorme vacío. Ese deseo va más allá de las necesidades físicas y forma parte de lo que la Biblia llama “necesidad espiritual”, la cual incluye también el deseo de conocer y adorar a Dios (Mateo 5:3; Revelación [Apocalipsis] 4:11). Dicha necesidad espiritual indica que hay un Dios de amor, alguien que nos creó con esa necesidad para que la satisfagamos y seamos felices (Mateo 4:4).

  • Muchas profecías de la Biblia se cumplieron hasta en el más mínimo detalle siglos después de que se escribieran. El hecho de que se hayan cumplido con tanta exactitud prueba que no tuvieron origen humano (2 Pedro 1:21).

  • Quienes escribieron la Biblia tenían ciertos conocimientos científicos muy avanzados para su época. Por ejemplo, algunas civilizaciones antiguas creían que la Tierra estaba sobre un elefante, un jabalí, un toro o algún otro animal. En contraste, la Biblia dice que Dios está “colgando la tierra sobre nada” (Job 26:7). Además, al describir la forma de nuestro planeta, la Biblia usa la palabra “círculo” o “globo” (Isaías 40:22; Martín Nieto). Para muchas personas, la explicación más lógica de que aquellos escritores bíblicos supieran esos detalles es que Dios tuvo que habérselos revelado.

  • La Biblia contesta muchas preguntas que suelen hacerse quienes no creen en Dios, como: Si Dios es bueno y todopoderoso, ¿por qué hay tanta maldad y sufrimiento? ¿Por qué ha causado la religión tantos problemas? (Tito 1:16.) Las respuestas que la Biblia da a estas y otras preguntas pueden ayudarles a creer en Dios.

^ párr. 4 Por ejemplo, refiriéndose al universo, el astrónomo Allan Sandage afirmó: “Opino que es muy improbable que tanto orden y concierto surgiera del caos. Tiene que haber un principio del orden. Dios es para mí un misterio, pero constituye la explicación del milagro de la existencia, el porqué de las cosas”.