Ir al contenido

¿Hay algo de malo en hacerse tatuajes?

La respuesta que da la Biblia

La Biblia menciona los tatuajes una sola vez, en Levítico 19:28, donde dice: “No deben ponerse marcas de tatuaje”. Dios les dio este mandato a los israelitas porque no quería que fueran como los pueblos vecinos que se grababan en la piel los nombres o símbolos de sus dioses (Deuteronomio 14:2). Aunque los cristianos no están bajo la Ley que Dios les dio a los israelitas, el principio tras este mandato merece seria consideración.

¿Está bien que un cristiano se haga tatuajes?

Analicemos algunos textos bíblicos que pueden servirnos de guía.

  • “Que las mujeres se adornen [...] con modestia y buen juicio.” (1 Timoteo 2:9.) Este principio también es válido para los hombres. El cristiano no debe atraer indebidamente la atención ni incomodar a los demás por su apariencia.

  • Hay quienes se tatúan para reafirmar su identidad o sentirse libres, dueños de su propio cuerpo. Sin embargo, la Biblia insta a los cristianos: “Presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con su facultad de raciocinio” (Romanos 12:1). La “facultad de raciocinio”, o la capacidad de razonar, puede ayudar a quien se quiera hacer un tatuaje a analizar sus motivos. Por ejemplo, tal vez desee seguir una moda o demostrar que pertenece a cierto grupo. Pero en ese caso conviene preguntarse: “¿Qué haré si el tatuaje pasara de moda o si me arrepintiera?”. Si uno analiza sus motivos, podrá tomar una buena decisión (Proverbios 4:7).

  • “Los planes del diligente propenden de seguro a ventaja, pero todo el que es apresurado se encamina de seguro a la carencia.” (Proverbios 21:5.) A menudo, la decisión de hacerse un tatuaje se toma por impulso. Pero quien tome esa decisión tal vez tenga que cargar por mucho tiempo con las consecuencias. Sus relaciones interpersonales o su empleo podrían verse afectados. Además, quitarse un tatuaje es caro y doloroso. Se ha comprobado que muchas personas se arrepienten de tenerlos. Y ese hecho lo comprueba el floreciente negocio de eliminar tatuajes.