Utilice estas actividades, diseñadas para niños menores de tres años, para enseñar lecciones de la Biblia a su pequeño.