Jehová tiene todo en su lugar. ¿Y tú? Aprende con Caleb a ser limpio y ordenado.