Jóvenes y mayores van de casa en casa hablando de las buenas noticias del Reino.