A Jehová le gustan todas las personas. ¡Imitemos su ejemplo!