Tú puedes ser paciente como Jehová. Averigua cómo lo puedes conseguir.