Ir al contenido

LOS JÓVENES PREGUNTAN

¿Qué tiene de malo el ocultismo?

¿Qué opinas?

  • ¿Tiene algo de malo leer el horóscopo, jugar con la ouija o ir a ver a un adivino?

  • Las historias relacionadas con el ocultismo, ¿son simples cuentos sobre la lucha entre el bien y el mal o son reales?

En este artículo veremos por qué el ocultismo llama tanto la atención y por qué debes tener cuidado.

 ¿Por qué llama tanto la atención?

La industria del entretenimiento se ha centrado mucho en el ocultismo. Aparece en películas, programas de televisión, videojuegos y libros. Y ahora a muchos jóvenes les llaman la atención cosas como la astrología, los demonios, los vampiros y las brujas. ¿Por qué les atrae tanto el ocultismo?

  • Porque tienen curiosidad y quieren saber si realmente existe el mundo de los espíritus.

  • Porque se preocupan por el futuro y quieren averiguar lo que pasará.

  • Porque quieren comunicarse con personas que han muerto.

Estos motivos no son necesariamente malos. Por ejemplo, es natural preguntarse qué pasará en el futuro o extrañar a un familiar o amigo que ha muerto. Pero el ocultismo es peligroso.

 ¿Por qué debes tener cuidado?

En la Biblia encontramos advertencias claras y directas sobre el ocultismo. Por ejemplo, dice:

“No debería hallarse en ti [...] nadie que emplee adivinación, practicante de magia ni nadie que busque agüeros ni hechicero, ni uno que ate a otros con maleficio ni nadie que consulte a un médium espiritista o a un pronosticador profesional de sucesos ni nadie que pregunte a los muertos. Porque todo el que hace estas cosas es algo detestable a Jehová” (Deuteronomio 18:10-12).

¿Por qué condena la Biblia tan rotundamente el ocultismo?

  • El espiritismo y otras formas de ocultismo nos ponen de parte de los demonios. La Biblia enseña que unos ángeles se rebelaron contra Dios y se convirtieron en sus enemigos (Génesis 6:2; Judas 6). Para engañar a la gente, esos ángeles malvados usan a personas que practican la adivinación o la astrología, o que supuestamente se comunican con los muertos o predicen el futuro. Participar en estas cosas nos haría amigos de los enemigos de Dios.

  • El ocultismo nos hace creer que hay personas que pueden predecir el futuro. Sin embargo, Dios es el único que puede predecir “desde el principio el final, y desde hace mucho las cosas que no se han hecho” (Isaías 46:10; Santiago 4:13, 14).

  • El ocultismo nos hace creer que los muertos se pueden comunicar con los vivos. Sin embargo, la Biblia dice que los muertos “no tienen conciencia de nada en absoluto, [...] porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol” (Eclesiastés 9:5, 10).

Por esas razones, los testigos de Jehová rechazan las prácticas relacionadas con el espiritismo y otras formas de ocultismo. También evitan el entretenimiento que incluye zombis, vampiros y fenómenos paranormales. Sobre esto, una joven llamada María dice: “Si tiene algo de ocultismo, entonces no debería verlo”. *

Así como alguien podría engañarte ocultando su identidad, los demonios quieren que creas que estás hablando con alguien que ha muerto.

 Lo que puedes hacer

  • Evita todo tipo de entretenimiento o actividad que tenga relación con el ocultismo, y así mantendrás una conciencia limpia ante Jehová (Hechos 24:16).

  • Deshazte de cualquier objeto que tenga algo que ver con el ocultismo. Lee Hechos 19:19, 20 y fíjate en el buen ejemplo que nos ponen los cristianos del primer siglo.

Recuerda: Si evitas el entretenimiento o las actividades que puedan relacionarse con el ocultismo, te pones de parte de Jehová. Y así lo harás muy feliz (Proverbios 27:11).

^ párr. 16 Esto no quiere decir que todos los cuentos o historias fantásticas tienen que ver necesariamente con el ocultismo. Sin embargo, los cristianos usan su conciencia educada por la Biblia y evitan cualquier tipo de entretenimiento o actividad que tenga relación con el ocultismo (2 Corintios 6:17; Hebreos 5:14).