Ir al contenido

LOS JÓVENES PREGUNTAN

¿De verdad es tan importante ser popular en las redes sociales?

¿De verdad es tan importante ser popular en las redes sociales?

Una joven llamada Elaine dijo: “Cuando vi que mis compañeros de clase tenían cientos de seguidores, pensé: ‘¡Guau, qué populares son!’. La verdad es que sentí un poco de envidia”.

¿Te has sentido así? En ese caso, este artículo puede ayudarte a no caer en la trampa de intentar ser popular en las redes sociales.

 ¿Cuáles son los peligros?

La Biblia dice en Proverbios 22:1 que “es preferible una buena reputación a grandes riquezas”. Así que está bien que quieras tener una buena reputación y caerles bien a los demás.

Pero a veces el deseo de ser popular puede convertirse en una obsesión. ¿Es eso peligroso? Onya, que tiene 16 años, cree que sí:

“He visto a algunos hacer locuras, como saltar del segundo piso de mi escuela, solo para hacerse populares”.

Con tal de llamar la atención, algunos se graban haciendo cosas peligrosas y lo suben a Internet. Por ejemplo, unos adolescentes publicaron unos videos en los que se les veía comiendo cápsulas de detergente para la ropa, que contiene sustancias tóxicas. ¡Nadie debería hacer eso!

La Biblia dice: “No hagan nada por orgullo” (Filipenses 2:3, Biblia en Lenguaje Sencillo).

Piensa en esto:

  • ¿Cuánta importancia tiene para ti ser popular en las redes sociales?

  • ¿Arriesgarías tu salud o tu vida solo para llamar la atención y ser aceptado?

 “Quieren que creas que son populares”

Claro, no todo el mundo hace cosas peligrosas para ser popular. Erika, de 22 años, explica lo que hacen otros:

“Algunos se pasan la vida publicando fotos de todo lo que hacen, y así dan a entender que tienen una lista interminable de amigos y que están todo el tiempo haciendo cosas con ellos. Quieren que creas que son populares”.

Cara, que tiene 15 años, dice que algunos usan montajes para engañarte:

“Hay quien se hace una foto para que parezca que está en una fiesta, cuando en realidad está en su casa”.

Matthew, de 22 años, reconoce haber hecho algo parecido:

“Subí una foto, y puse que era en el monte Everest, aunque la verdad es que nunca he estado en Asia”.

La Biblia dice: “Deseamos comportarnos con honradez en todo” (Hebreos 13:18).

Piensa en esto:

  • ¿Alguna vez has puesto algo que no es cierto en las redes sociales para aumentar tu popularidad?

  •  ¿Reflejan tus fotos y comentarios quién eres en realidad y cuáles son tus valores?

 ¿Cuánta importancia tienen los seguidores y los “me gusta”?

Muchos creen que para ser popular en Internet tienes que tener un montón de seguidores y “me gusta”. Matthew, mencionado antes, admite que él creía lo mismo:

“Les preguntaba a otros ‘¿Cuántos seguidores tienes?’ o ‘¿Cuál es la mayor cantidad de “me gusta” que has conseguido?’. Para aumentar la cantidad de seguidores que tenía, me hacía seguidor de desconocidos con la esperanza de que ellos me siguieran a mí. Mi deseo de ser popular era cada vez más fuerte, y las redes sociales lo convirtieron en una obsesión”.

La popularidad en las redes sociales es como la comida chatarra: puede que al principio te guste, pero a la larga no te beneficia.

María, de 25 años de edad, dice que algunos basan la opinión que tienen sobre sí mismos en la cantidad de seguidores y “me gusta” que tienen.

“Si una chica se hace una selfie y no recibe muchos ‘me gusta’, llega a la conclusión de que es fea. Eso no tiene sentido, pero mucha gente pensaría lo mismo. De algún modo, se están ciberacosando a sí mismos”.

La Biblia dice: “No nos volvamos egocéntricos, fomentando competencias entre unos y otros y envidiándonos unos a otros” (Gálatas 5:26).

Piensa en esto:

  • Cuando usas las redes sociales, ¿notas que tiendes a compararte con los demás?

  •  ¿Te preocupa más la cantidad de seguidores que tienes que hacer amigos de verdad que se preocupen por ti?