Ir al contenido

LOS JÓVENES PREGUNTAN

¿Debería bautizarme? | Parte 1: Lo que significa el bautismo

Cada año se bautizan muchos jóvenes que han sido criados como testigos de Jehová. ¿Tú también estás pensando en bautizarte? Si es así, primero tienes que entender lo que significan la dedicación y el bautismo.

 ¿Qué es el bautismo?

El bautismo no es simplemente derramar agua sobre la cabeza de una persona. Según la Biblia, cuando una persona se bautiza, tiene que sumergirse por completo bajo el agua, y eso tiene un significado simbólico muy importante.

  • Cuando te sumerges en el agua, demuestras públicamente que ya no vas a vivir para hacer solo lo que a ti te gusta.

  • Cuando sales del agua, demuestras que estás empezando una nueva vida centrada en hacer lo que a Dios le gusta.

Cuando te bautizas, reconoces delante de todos que Jehová tiene la autoridad para decidir lo que está bien y lo que está mal. Además, les dices a todos que le has prometido solemnemente a Dios hacer siempre lo que él quiere que hagas.

Piensa en esto: ¿Qué motivos podrías tener para querer comprometerte públicamente a obedecer a Jehová de por vida? Lee 1 Juan 4:19 y Apocalipsis 4:11.

 ¿Qué es la dedicación?

Antes de bautizarte, deberías dedicarte a Dios en privado. ¿Y eso cómo se hace?

En una oración privada, le prometes a Jehová que vas a servirle para siempre y que vas a hacer lo que él quiere pase lo que pase y hagan lo que hagan los demás.

Luego, al bautizarte, los demás pueden ver que le has hecho esa promesa. Es como si, con tu bautismo, les dijeras a todos que has decidido dejar tu vida en manos de Jehová, que ahora tu vida le pertenece a él (Mateo 16:24).

Piensa en esto: ¿Por qué mejora tu vida cuando la pones en manos de Jehová? Lee Isaías 48:17, 18 y Hebreos 11:6.

 ¿Por qué es importante bautizarse?

Jesús dijo que sus discípulos tenían que bautizarse. El bautismo no era una opción, sino un requisito (Mateo 28:19, 20) Y hoy pasa lo mismo: el bautismo es un requisito para los cristianos. De hecho, la Biblia dice que es necesario para salvarse (1 Pedro 3:21).

Pero recuerda que, si te bautizas, debes hacerlo porque amas a Jehová y porque su amistad es muy importante para ti. Debes tener la misma actitud del salmista que preguntó: “¿Cómo le pagaré a Jehová todo el bien que me ha hecho?”. Él mismo respondió: “El nombre de Jehová invocaré. Los votos que le hice a Jehová los cumpliré” (Salmo 116:12-14).

Piensa en esto: ¿Qué cosas ha hecho Jehová por ti, y cómo puedes pagárselas? Lee Deuteronomio 10:12, 13 y Romanos 12:1.