Ir al contenido

LOS JÓVENES PREGUNTAN

¿Y si tengo que estudiar a distancia?

Muchos alumnos ahora están estudiando desde su casa, que se ha convertido en su nuevo salón de clases. ¿Es ese tu caso? ¿Cómo puedes adaptarte y aprovechar al máximo la situación? Ahí van algunas ideas. *

 Prueba estos cinco tips

  • Hazte un horario. Trata de seguir un horario fijo, como si todavía estuvieras yendo a clase. Planifica bien cuándo harás las tareas de clase o de la casa y otras cosas importantes. Puedes ir adaptando el horario según veas.

    Texto bíblico clave: “Háganlo todo de forma digna y ordenada” (1 Corintios 14:40).

    “Organiza tu día como si fueras a la escuela. En la escuela tienes que seguir un programa y un horario; haz lo mismo en tu casa” (Katie).

    Piensa en esto: ¿Por qué sería una buena idea hacer un horario y ponerlo donde lo puedas ver?

  • Sé disciplinado. Si quieres ser una persona madura, tienes que aprender a hacer las cosas que hay que hacer aunque no tengas ganas; no las dejes para después.

    Texto bíblico clave: “No sean perezosos en sus quehaceres” (Romanos 12:11, nota).

    “Lo más difícil es ser disciplinado. Lo fácil es poner excusas y decir ‘Luego lo hago’. Pero luego no lo haces, y siempre estás corriendo” (Alexandra).

    Piensa en esto: ¿Por qué te ayuda a ser más disciplinado hacer las tareas siempre en el mismo lugar y a la misma hora?

  • Busca un lugar donde estudiar. Ten a la mano todo lo que necesites. Asegúrate de que estés cómodo, pero no demasiado. La idea es que estudies no que te duermas. Si en tu casa no tienes un área específica para estudiar, tal vez puedas prepararte un rinconcito en la cocina o en un dormitorio.

    Texto bíblico clave: “Los planes del que es trabajador tendrán buenos resultados” (Proverbios 21:5).

    “Aleja las distracciones todo lo que puedas: el balón, los videojuegos, si tienes un instrumento..., y pon tu celular en silencio; es la única manera” (Elizabeth).

    Piensa en esto: ¿Qué cambios puedes hacerle al lugar donde estudias para concentrarte mejor?

  • No te distraigas. Concéntrate en lo que estás estudiando y no hagas otras cosas al mismo tiempo. Si no, es más probable que cometas errores y tardarás mucho más en acabar tus tareas.

    Texto bíblico clave: Aprovecha “el tiempo de la mejor manera” (Efesios 5:16).

    “Con el teléfono cerca, yo no podía concentrarme. Perdía mucho tiempo haciendo cosas sin importancia” (Olivia).

    Piensa en esto: ¿Por qué no intentas ir aumentando poco a poco el tiempo que te concentras en una sola tarea?

  • Haz pausas. Sal a caminar un rato, date una vuelta en bici o haz algo de ejercicio. ¿Tienes un hobby? Eso también puede ayudarte. “Pero primero termina tus tareas”, dice el libro School Power. Y añade: “El tiempo libre te sabe más libre cuando no has dejado nada a medias”

    Texto bíblico clave: “Es mejor un puñado de descanso que dos puñados de trabajo duro y perseguir el viento” (Eclesiastés 4:6).

    “En la escuela normalmente te enseñan a tocar un instrumento y tienes clases de dibujo. Yo no sabía lo mucho que me gustaban esas cosas hasta que las dejé de tener. Por eso es bueno tener un hobby, hacer algo creativo” (Taylor).

    Piensa en esto: ¿Qué cosas puedes hacer en las pausas que te ayuden a volver a estudiar con la mente despejada?

^ párr. 3 Hay muchos tipos de educación a distancia. Usa las sugerencias de este artículo que te sirvan a ti.