Ir al contenido

LOS JÓVENES PREGUNTAN

¿Cómo puedo superar una ruptura?

 “Cuando mi novia y yo rompimos, me quedé destrozado —dice Steven—. Nunca en mi vida he sentido tanto dolor”.

 ¿Has pasado por lo mismo? Si es así, este artículo te ayudará a sentirte mejor.

 Tus sentimientos

 Una ruptura puede hacer daño a las dos personas.

  •  Si fuiste tú quien decidió romper, seguramente entiendas a Jasmine. Ella dice: “Sabía que le había hecho daño a alguien que me importaba y eso me hacía sentir culpable. Espero no tener que cargar nunca más con un peso así en mi conciencia”.

  •  Si tú no fuiste quien decidió romper, quizás entiendas por qué algunos sienten que una ruptura es casi como perder a un ser querido. Una joven de nombre Janet dice: “La verdad es que pasé por todas las etapas del duelo: negación, ira, negociación, depresión y —casi un año después— aceptación”.

 Conclusión: Una ruptura puede hacerte sentir desanimado y triste. Como dijo un escritor de la Biblia, “un espíritu que está herido seca los huesos” (Proverbios 17:22).

 Lo que puedes hacer

  •  Habla con alguien maduro y confiable. La Biblia dice: “Un compañero verdadero ama en todo tiempo, y es un hermano nacido para cuando hay angustia” (Proverbios 17:17). Desahogarte con uno de tus padres o con un amigo maduro puede ayudarte a ver las cosas con más claridad.

     “Estuve meses encerrada en mí misma y no hablaba con nadie de cómo me sentía. Pero los amigos pueden ayudarte a curar las heridas. No me sentí mejor hasta que me abrí con ellos” (Janet).

  •  Aprende de lo que pasó. Otro proverbio de la Biblia dice así: “Adquiere sabiduría, adquiere entendimiento” (Proverbios 4:5). Las malas experiencias te sirven para conocerte mejor y te permiten ver cómo reaccionas ante las decepciones.

     “Después de que mi novia y yo cortáramos, un amigo me preguntó: ‘¿Qué has aprendido de la relación? ¿Cómo podrías poner eso en práctica si vuelves a salir con alguien?’” (Steven).

  •  No dejes de orar. La Biblia dice: “Arroja tu carga sobre Jehová mismo, y él mismo te sustentará” (Salmo 55:22). La oración te ayudará a superar el dolor y a ver lo que ocurrió desde otro punto de vista.

     “Órale mucho a Jehová. Él entiende cómo te sientes y conoce la situación mejor que tú” (Marcia).

  •  Haz cosas por otros. La Biblia da este consejo: “No [estén] vigilando con interés personal solo sus propios asuntos, sino también con interés personal los de los demás” (Filipenses 2:4). Mientras más te esfuerces por ayudar a otros, más rápido verás las cosas con claridad.

     “Una ruptura puede parecer el fin del mundo, y el sufrimiento es peor que el del dolor físico. Pero lo cierto es que acabas recuperándote. En mi caso, el tiempo curó las heridas” (Evelyn).