Ir al contenido

Cómo combatir la fatiga pandémica

Cómo combatir la fatiga pandémica

¿Está empezando a sentirse agotado por la constante amenaza del COVID-19? Si es así, no está solo. El mundo entero lleva meses intentando adaptarse a vivir con esta nueva realidad. El doctor Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa, dice que muchos “han hecho grandes esfuerzos para contener el COVID-19”. Y añade: “Es fácil y natural sentirse apático y desmotivado, experimentar fatiga”.

Si usted está sintiendo lo que se conoce como fatiga pandémica, no se desespere. La Biblia puede ayudarlo igual que está ayudando a muchas personas en esta época en la que todos nos sentimos tan agobiados y estresados.

 ¿Qué es la fatiga pandémica?

La fatiga pandémica no es una enfermedad. Este término describe la reacción natural de las personas ante la situación prolongada de incertidumbre y cambio que ha provocado la pandemia. Todas las personas son diferentes y cada una reacciona de manera distinta, pero estos son algunos de los síntomas más comunes:

  • Falta de motivación

  • Cambios en la alimentación y el sueño

  • Irritabilidad

  • Estrés por tareas que antes no representaban ningún problema

  • Dificultad para concentrarse

  • Falta de esperanza

 ¿Por qué es tan peligrosa la fatiga pandémica?

La fatiga pandémica es una gran amenaza para nosotros mismos y para los demás. Si no luchamos contra ella, poco a poco podríamos empezar a descuidar las medidas de protección contra el COVID-19. Aunque el virus siga extendiéndose y matando, con el tiempo podríamos empezar a bajar la guardia y dejar de darle importancia. Cansados de vivir con tantas restricciones, puede que busquemos más libertad, y eso nos pondría en riesgo a nosotros y a los demás.

Durante esta época tan dura, muchos han comprobado en carne propia lo ciertas que son estas palabras de la Biblia: “Si te desanimas en los momentos difíciles, te faltarán las fuerzas” (Proverbios 24:10). Pero en la Biblia hay principios que pueden ayudarnos a hacerles frente a situaciones tan desesperantes como esta pandemia.

 ¿Qué principios de la Biblia pueden ayudarlo a combatir la fatiga pandémica?

  • Respete la distancia física, pero no se aísle emocionalmente

    Lo que dice la Biblia: “El verdadero amigo [...] es un hermano en tiempos de angustia” (Proverbios 17:17).

    Por qué es importante: Los amigos de verdad nos levantan el ánimo (1 Tesalonicenses 5:11). Pero estar solos mucho tiempo pone en riesgo nuestra salud (Proverbios 18:1).

    Intente esto: Esté en contacto con sus amigos ya sea por teléfono, videollamada, correo electrónico o mensajes de texto. Si tiene un mal día, llámelos. También pregúnteles con frecuencia cómo están, cómo les va. Intercambien ideas sobre lo que les está ayudando a sobrellevar esta pandemia. ¿Por qué no intenta hacer algo bueno por un amigo? Verá que los dos se sentirán mejor.

  • Vea el lado bueno de la situación y aprovéchelo

    Lo que dice la Biblia: Aprovecha “el tiempo de la mejor manera” (Efesios 5:16).

    Por qué es importante: Porque usar bien el tiempo puede ayudarlo a ser positivo y a no preocuparse demasiado (Lucas 12:25).

    Intente esto: En vez de estar pensando en lo que ya no puede hacer, piense en las cosas buenas que sí puede hacer. Por ejemplo, tal vez ahora por fin tenga tiempo para algún hobby o proyecto personal. O quizás ahora pueda pasar más tiempo con su familia.

  • Mantenga una rutina

    Lo que dice la Biblia: “Háganlo todo de forma [...] ordenada” (1 Corintios 14:40).

    Por qué es importante: A muchas personas tener una rutina las hace sentir mejor y les da estabilidad.

    Intente esto: Hágase un horario adaptado a su situación actual. Programe horas específicas para las tareas de la escuela, para su empleo y para las labores del hogar. Y no olvide dedicarle tiempo a su espiritualidad. Incluya también otras actividades buenas para usted, como pasar tiempo con su familia, salir a tomar aire y hacer ejercicio. Cada cierto tiempo revise su horario y haga los cambios que sean necesarios.

  • Adáptese a cada estación del año

    Lo que dice la Biblia: “El prudente ve el peligro y se esconde” (Proverbios 22:3).

    Por qué es importante: La luz del sol y el aire fresco son básicos para su salud física y mental. Pero, dependiendo de dónde viva y de las estaciones del año, quizás tenga menos oportunidades para disfrutar de esas cosas.

    Intente esto: Si se acerca el invierno, trate de reorganizar su casa y su lugar de trabajo para aprovechar al máximo las horas de luz. Planifique actividades al aire libre que pueda hacer a pesar del frío. Si es posible, consiga ropa de invierno con la que pueda pasar más tiempo afuera.

    Si se acerca el verano, tenga en cuenta que la gente va a estar más tiempo fuera de su casa; así que tenga mucho cuidado. Piense bien adónde quiere ir y vaya a horas en las que no haya tantas personas.

  • Siga respetando las medidas para prevenir el COVID-19

    Lo que dice la Biblia: “El insensato es imprudente y confía demasiado en sí mismo” (Proverbios 14:16).

    Por qué es importante: El COVID-19 es mortal, y podemos contagiarnos si bajamos la guardia.

    Intente esto: Revise regularmente las medidas y restricciones que se han tomado donde usted vive y pregúntese si está teniendo la misma precaución que antes. Piense en cómo las cosas que hace le afectan a usted, a su familia y a otros.

  • Acérquese más a Dios

    Lo que dice la Biblia: “Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes” (Santiago 4:8).

    Por qué es importante: Dios puede ayudarlo a aguantar lo que sea (Isaías 41:13).

    Intente esto: Todos los días, lea un poco de la Palabra de Dios. ¿Por qué no lo intenta con este programa de lectura de la Biblia?

¿Sabía que los testigos de Jehová siguen teniendo sus reuniones en medio de esta pandemia? Por todo el mundo, han estado conectándose por videoconferencia para celebrar sus reuniones semanales, su asamblea anual y la Conmemoración de la muerte de Cristo. Si usted también quiere disfrutar de esas reuniones, póngase en contacto con ellos.

 Algunos versículos de la Biblia útiles para la fatiga pandémica

Isaías 30:15: “Su fuerza dependerá de que mantengan la calma y demuestren confianza”.

Lo que significa: Confiar en los consejos de Dios nos ayuda a mantener la calma en los momentos difíciles.

Proverbios 15:15: “Para el que sufre, todos los días son malos, pero el que tiene un corazón alegre goza de un banquete continuo”.

Lo que significa: Centrarnos en cosas positivas puede ayudarnos a ser felices incluso en tiempos de crisis.

Proverbios 14:15: “El ingenuo se cree todo lo que le dicen, pero el prudente mide bien todos sus pasos”.

Lo que significa: Tenemos que obedecer las medidas para proteger nuestra salud; no nos apresuremos a pensar que son innecesarias.

Isaías 33:24: “Ningún habitante dirá: ‘Estoy enfermo’”.

Lo que significa: Dios nos promete que acabará con todos los problemas de salud.