Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

LOS JÓVENES PREGUNTAN

Cómo puedo sobrellevar la pubertad

“Para las chicas, la pubertad no es divertida. Es desagradable y dolorosa; te sientes confundida; no me gusta prácticamente nada de ella” (Oksana).

“Pasaba de estar triste a estar alegre en un segundo. No sé si es normal que les pase a los chicos, pero a mí me ocurrió” (Brian).

La pubertad puede parecerte como un viaje en una montaña rusa: emocionante y aterrador a la vez. ¿Qué puedes hacer para que te vaya bien en esta aventura?

 Qué es la pubertad

Dicho de forma sencilla, la pubertad es la etapa de la vida en la que tienen lugar los cambios físicos y emocionales que te llevarán a la edad adulta. Las transformaciones físicas y hormonales que experimenta tu cuerpo durante esta etapa te preparan para tener hijos.

Claro, eso no significa que estés listo para ser padre. Solo quiere decir que estás dejando de ser niño, lo que quizá despierte en ti sentimientos de ilusión y de tristeza al mismo tiempo.

Qué contestarías: ¿A qué edad dirías que es normal que comience la pubertad?

  • 8

  • 9

  • 10

  • 11

  • 12

  • 13

  • 14

  • 15

  • 16

Respuesta: Se considera que la pubertad puede comenzar a cualquiera de estas edades.

Eso significa que no tienes que preocuparte demasiado si ya estás en mitad de la adolescencia y aún no notas ningún cambio, o si tienes menos de 10 años y tu cuerpo ya está cambiando. La pubertad tiene su propio calendario y tú no puedes hacer nada para adelantarlo o retrasarlo.

Igual que un viaje en una montaña rusa, la pubertad puede ser emocionante y aterradora a la vez; pero puedes aprender a sobrellevar los altibajos.

 Cambios físicos

Probablemente, el cambio más evidente que ocurre en la pubertad es el famoso estirón. Lo que sucede es que no todas las partes del cuerpo crecen a la misma velocidad. Así que no te sorprendas si te vuelves un poco torpe. Puedes tener la seguridad de que con el tiempo tu cuerpo se estabilizará.

Con la pubertad, se producen otros cambios.

Niños

  • Crecen los órganos sexuales.

  • Sale vello en la cara, las axilas y el pubis.

  • Cambia la voz.

  • Se producen erecciones involuntarias y emisiones nocturnas.

Niñas

  • Crecen los senos.

  • Aparece vello en las axilas y el pubis.

  • Tiene lugar la primera menstruación (menarquía).

Niños y niñas

  • Aparece olor corporal, causado por una combinación de sudor y bacterias.

    Consejo: Puedes controlar el olor corporal si te lavas con frecuencia y utilizas un desodorante o un antitranspirante.

  • Sale el acné juvenil, causado por bacterias atrapadas en las glándulas sebáceas.

    Consejo: Aunque no es fácil controlar el acné, puede ayudarte lavarte la cara a menudo y usar limpiadores específicos.

 Cambios emocionales

Los picos hormonales causantes de los cambios físicos de la pubertad pueden afectar a tus emociones. Incluso puede que tu estado de ánimo tenga grandes variaciones.

“Un día estás llorando y al día siguiente te sientes bien. Tan pronto estás enfadada como te deprimes y te metes en el último rincón de tu cuarto” (Oksana).

Durante la adolescencia, muchos jóvenes se sienten extremadamente retraídos, como si todo el mundo los estuviera observando y juzgando. Y el hecho de que su físico cambie radicalmente no los ayuda.

“Cuando mi cuerpo empezó a cambiar, caminaba encorvada y me ponía camisetas anchas. Sabía por qué estaba cambiando, pero me sentía incómoda y me daba vergüenza. Todo era tan raro” (Janice).

El mayor cambio emocional que vas a experimentar quizá sea que verás al sexo opuesto de una forma totalmente distinta.

“Dejé de pensar que todos los chicos eran insoportables. Algunos hasta empezaron a gustarme, y la idea de enamorarme no me parecía tan mala. Es más, mis amigas y yo hablábamos mucho de chicos” (Alexis).

Durante la adolescencia, algunos se sienten atraídos hacia personas del mismo sexo. Si te pasa eso, no pienses que eres homosexual. En muchos casos, esos sentimientos desaparecen con el tiempo.

“Como estaba obsesionado con compararme con los demás muchachos, terminé sintiéndome atraído hacia ellos. Pasó tiempo hasta que me fijé en las chicas. Los sentimientos homosexuales son parte del pasado” (Alan).

 Lo que puedes hacer

  • Intenta ser positivo. Tienes que pasar por los cambios físicos y emocionales de la pubertad para hacerte mayor. Te ayudará meditar en lo que dijo el salmista David: “De manera que inspira temor estoy maravillosamente hecho” (Salmo 139:14).

  • No te compares con los demás y resiste el impulso de darle demasiada importancia a tu físico. La Biblia dice que el “hombre ve lo que aparece a los ojos; pero en cuanto a Jehová, él ve lo que es el corazón” (1 Samuel 16:7).

  • Haz ejercicio y descansa bien. Si duermes lo suficiente, no te enfadarás con facilidad ni estarás estresado ni triste.

  • No te dejes dominar por los pensamientos negativos. ¿De verdad crees que hay alguien mirándote siempre con lupa? Y si la gente habla sobre cómo estás cambiando, no le des demasiada importancia. Como dice la Biblia, “no hagas caso de todo lo que se habla” (Eclesiastés 7:21, Nueva Biblia Española).

  • Aprende a controlar tus impulsos sexuales para que ellos no te controlen a ti. La Palabra de Dios dice que huyamos de la inmoralidad sexual y que quien la practica peca contra su propio cuerpo (1 Corintios 6:⁠18).

  • Habla con uno de tus padres o con otro adulto en quien confíes. Es verdad que al principio puedes sentirte incómodo. Pero la ayuda que recibirás hará que el esfuerzo valga la pena (Proverbios 17:17).

Conclusión: Es cierto que en la pubertad pasarás por momentos difíciles. Pero recuerda que en esta etapa te desarrollarás físicamente y, además, tendrás la maravillosa oportunidad de crecer mental, emocional y espiritualmente (1 Samuel 2:26).

Vea también