Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

¿Y si mis padres no confían en mí?

¿Qué puedes hacer?

Pregúntate: ¿Les estoy dando motivos a mis padres para desconfiar de mí?

Por ejemplo, Pablo dijo: “Deseamos comportarnos honradamente en todas las cosas” (Hebreos 13:18). Y tú, ¿dices siempre la verdad cuando tus padres te preguntan adónde vas o qué estás haciendo?

Laura

Hace un tiempo empecé a mandarle correos electrónicos a escondidas a un chico que me gustaba. Cuando mis padres se enteraron, me prohibieron hacerlo. Y aunque prometí no volver a escribirle, no cumplí mi palabra. Durante un año se repitió la misma historia. Cada vez que mis padres me descubrían, yo pedía perdón y prometía obedecerles, pero luego hacía lo que quería. Al final dejaron de confiar en mí.

¿Por qué piensas que Laura perdió la confianza de sus padres?

Si Laura fuera tu hija, ¿qué habrías hecho? Explica por qué.

La primera vez que sus padres le prohibieron escribirse con el chico, ¿qué debió haber hecho Laura para demostrarles que era confiable?

Beatriz

Mis padres no me tenían ninguna confianza en lo relacionado con chicos, y ahora veo por qué. Solía coquetear con un par de muchachos que eran dos años mayores que yo. Pasaba horas hablando con ellos por teléfono, y en las fiestas prácticamente no hablaba con nadie más. Mis padres me quitaron el teléfono por un mes y no me dejaban ir a los lugares donde pudiera encontrarlos.

Si Beatriz fuera tu hija, ¿qué habrías hecho? Explica por qué.

¿Te parece que las medidas que tomaron sus padres fueron exageradas? Explica por qué.

¿Cómo podría recuperar ella la confianza de sus padres?

Para recuperar la confianza de tus padres

¿Qué puedes hacer?

Convertirse en un adulto confiable es un proceso gradual, como subir una escalera

Primero, identifica en qué aspectos debes mejorar.

  • Respetar la hora de llegada

  • Cumplir lo que prometes

  • Ser puntual

  • Saber administrar el dinero

  • Ayudar con las tareas de la casa

  • Levantarte sin que tengan que sacarte de la cama

  • Mantener limpio tu cuarto

  • Decir siempre la verdad

  • Usar el teléfono y la computadora con moderación

  • Reconocer tus errores y disculparte

  • Otro

Segundo, ponte una meta. Demuestra que puedes ser confiable en los aspectos que identificaste. El siguiente consejo bíblico te ayudará: “Deben desechar la vieja personalidad que se conforma a su manera de proceder anterior” (Efesios 4:22). Con el tiempo, todos —en especial tus padres— notarán cuánto has mejorado (1 Timoteo 4:15).

Tercero, cuéntales a tus padres acerca de la meta que te pusiste. Pero no les exijas que confíen en ti. Más bien, pregúntales con respeto cómo podrías ganarte su confianza.

Ojo: No esperes que hagan concesiones inmediatamente. Sin duda, antes querrán asegurarse de que vas a cumplir tu palabra. Aprovecha cada oportunidad que surja para mostrarles que pueden confiar en ti, y poco a poco te irán dando más libertad. Así le pasó a Beatriz, a quien mencionamos antes. “Es más difícil ganarte la confianza de tus padres cuando ya la has perdido”, admite. Pero luego añade: “Yo lo estoy consiguiendo, y eso me hace sentir muy bien”.

Conclusión: Solo si demuestras ser confiable, te ganarás la confianza de tus padres.

 

Más información

¡DESPERTAD!

¿Por qué mis padres me ponen tantas reglas?

¿Te agobian las reglas de tus padres? Aprende lo que puedes hacer para que te entiendan mejor.