Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

¿Qué hago si no me llevo bien con algún maestro?

Detente y piensa

Mira lo que le sucedió a Raquel. Ella siempre sacaba las máximas puntuaciones en la escuela, pero un año las cosas cambiaron. “Cierto maestro hizo todo lo posible para no aprobarme su materia”, cuenta ella. El propio profesor le dio a entender primero a Raquel y luego a su madre que tenía un prejuicio religioso.

Tus maestros pueden servirte de apoyo en tu paso de la ignorancia a la sabiduría, pero que sepas sacarles provecho depende de ti

¿Cómo reaccionó? Mi madre y yo hablábamos con él cada vez que calificaba mi trabajo dejándose llevar por su prejuicio —explica Raquel—. Con el tiempo, se cansó y me dejó tranquila.

¿Te pasa a ti algo parecido? Pues no temas contárselo a tus padres. De seguro querrán hablar con tu maestro y, si es necesario, con la administración del centro de estudios a fin de hallar una solución.

No todos los problemas tienen solución. A veces no hay más remedio que aguantar (Romanos 12:17, 18). “Un profesor nos trataba muy mal a todos —cuenta Tania—. Nos llamaba estúpidos con frecuencia. Al principio me hacía llorar, pero luego aprendí a no tomármelo a pecho. Decidí concentrarme en mi trabajo y mantenerme ocupada durante la clase. Como resultado, él no me molestaba mucho, y fui una de las pocas estudiantes que recibió notas decentes. A los dos años lo despidieron.

Conclusión: ¿Qué harás si en el futuro tienes un jefe difícil? Haber tenido que aprender a llevarte bien con tu profesor te será muy útil (1 Pedro 2:18). Y mientras tanto, cuando te toquen buenos profesores, seguro que los valorarás mucho más.

 

Más información

¡DESPERTAD!

¿Cómo me quito el estrés escolar?

El estrés escolar puede tener muchas causas. He aquí cinco pasos para aliviarlo.