Ir al contenido

¿LO DISEÑÓ ALGUIEN?

Las acrobacias de la mosca del vinagre

Si alguna vez ha intentado atrapar una mosca, sabrá lo difícil que puede llegar a ser. Estos insectos casi siempre consiguen escapar gracias a su increíble velocidad de reacción.

Los científicos han descubierto que un tipo de mosca, la mosca del vinagre (también llamada mosca de la fruta), puede realizar maniobras similares a las que hacen los aviones de combate, pero en una fracción de segundo. El profesor Michael Dickinson dijo que al nacer, estas moscas “ya son voladoras expertas”. Y añadió: “Es como poner a un bebé recién nacido en la cabina de un avión de combate y que sepa cómo pilotarlo”.

Los investigadores grabaron las acrobacias de las moscas y descubrieron que aletean 200 veces por segundo. En realidad, con un solo aleteo pueden reorientar su cuerpo y emprender la huida.

¿Y qué podemos decir de su tiempo de reacción? Los investigadores descubrieron que estas moscas reaccionan 50 veces más rápido ante una amenaza que el tiempo que tarda una persona en parpadear. El profesor Dickinson explica: “La mosca realiza un cálculo muy sofisticado en un lapso muy corto de tiempo para determinar dónde está el peligro y cuál es la mejor ruta de escape”.

¿Cómo consigue el diminuto cerebro de la mosca del vinagre hacer todo esto? Es un misterio de la ingeniería que los investigadores intentan descifrar.

La mosca del vinagre huye del peligro cambiando su trayectoria en solo una fracción de segundo.

¿Qué le parece? ¿Son las acrobacias de la mosca del vinagre resultado de la evolución o del diseño?