Ir al contenido

Ir al índice

 EN PORTADA | LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ. LO QUE USTED NO SABE

¿Por qué predican?

¿Por qué predican?

Probablemente nuestra predicación sea lo que más nos caracteriza. Predicamos de casa en casa, en lugares públicos y en cualquier lugar donde haya gente. ¿Por qué lo hacemos?

Los testigos de Jehová predicamos para alabar a Dios y dar a conocer su nombre (Hebreos 13:15). También lo hacemos para obedecer este mandato de Cristo: “Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones, [...] enseñándoles a observar todas las cosas que yo les he mandado” (Mateo 28:19, 20).

Y, además, lo hacemos por amor a la gente (Mateo 22:39). Sabemos que la mayoría de las personas tienen sus propias creencias y que no a todos les interesa oír nuestro mensaje. Pero estamos convencidos de que las enseñanzas de la Biblia pueden salvarle la vida a la gente. Eso nos motiva a continuar “sin cesar enseñando y declarando las buenas nuevas acerca del Cristo”, tal y como lo hicieron los primeros cristianos (Hechos 5:41, 42).

El sociólogo Antonio Cova Maduro destacó “el afán y la fatiga de los Testigos de Jehová, capaces de agotarse hasta la muerte para lograr que el texto sagrado llegue al último rincón de la Tierra”. (Del periódico El Universal, Venezuela)

La mayoría de nuestros lectores no son testigos de Jehová. Y les damos clases de la Biblia a millones de personas que son de otras religiones y que agradecen que un Testigo las visite.

De seguro aún tiene alguna pregunta sobre nosotros. Hay varias maneras como puede conocer la respuesta:

  • Pregúntele a un testigo de Jehová.

  • Visite nuestro sitio de Internet, jw.org.

  • Vaya a una de nuestras reuniones. Son gratis y abiertas al público.