Ir al contenido

Ir al índice

 TEMA DE PORTADA | ¿POR QUÉ LE PASAN COSAS MALAS A LA GENTE BUENA?

¡Cuántas cosas malas!

¡Cuántas cosas malas!

Smita, * una mujer de 35 años que vivía en Daca (Bangladés), se había ganado la reputación de ser una persona afectuosa. Todos la conocían como una esposa feliz y trabajadora que ayudaba al prójimo a aprender los caminos de Dios. No obstante, su familia quedó devastada cuando Smita contrajo una enfermedad que acabó con su vida en menos de una semana.

James y su esposa, que rondaban los 35 años, eran conocidos por las mismas cualidades que Smita. Hace unos años fueron a visitar a unos amigos de la costa oeste de Estados Unidos, pero nunca volvieron a su hogar en Nueva York. Murieron en un accidente automovilístico que dejó un terrible vacío en la vida de sus familiares y amigos.

Cualquiera puede darse cuenta de que el sufrimiento y la maldad están por todos lados: las guerras matan a soldados y civiles por igual; la delincuencia y la violencia destruyen la vida de miles de inocentes; los accidentes mortales y las enfermedades crónicas no distinguen ni edad ni posición social; los desastres naturales arrasan comunidades enteras, y el prejuicio y las injusticias son el pan nuestro de cada día. Quizás usted mismo ha pasado por alguna de estas experiencias.

Es lógico, pues, que nos hagamos preguntas como las siguientes:

  • ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?

  • ¿Tiene Dios la culpa?

  • ¿Ocurren las calamidades por simple casualidad, o son provocadas por el hombre?

  • ¿Será el karma? ¿Estaremos pagando por cosas malas que hicimos en alguna vida anterior?

  • Si existe un Dios todopoderoso, ¿por qué no protege a las personas buenas?

  • ¿Se acabarán algún día la maldad y el sufrimiento?

Para encontrar las respuestas, tenemos que contestar dos preguntas básicas: ¿Por qué suceden cosas malas? ¿Y qué hará Dios al respecto?

^ párr. 3 Se han cambiado los nombres.