Ir al contenido

Ir al índice

¿Lo sabía?

¿Lo sabía?

¿Quién es el rey persa Asuero que se menciona en el libro bíblico de Ester?

Según el libro de Ester, el rey persa Asuero eligió a una virgen judía como esposa. Más tarde, esta joven, llamada Ester, salvó a su pueblo de un intento de genocidio. Durante mucho tiempo, los expertos no se ponían de acuerdo a la hora de determinar cuál de los reyes de Persia es ese monarca llamado Asuero que se casó con Ester. Sin embargo, parece que la incógnita se ha disipado gracias a una serie de inscripciones trilingües halladas en monumentos persas. Al descifrarlas, ha quedado claro que Asuero fue Jerjes I, hijo de Darío el Grande (Histaspes). Cuando el nombre de Jerjes que aparece en la inscripción persa se translitera al hebreo, el resultado es casi idéntico al nombre que figura en el texto hebreo del libro de Ester.

Todo lo que dice la Biblia sobre Asuero concuerda con lo que se sabe de Jerjes I. Desde Susa, la capital del imperio ubicada en Elam, el rey persa también gobernaba sobre Media, y sus dominios se extendían desde la India hasta las islas del Mediterráneo (Ester 1:2, 3; 8:9; 10:1). Según el especialista Lewis Bayles Paton, “Jerjes es el único monarca persa en el que se cumplen todas estas características”. Y luego señala: “Lo que dice el libro de Ester sobre el rey Asuero coincide con la descripción que Heródoto y otros historiadores griegos hacen de Jerjes”.

¿Qué pruebas hay de que en el antiguo Egipto se fabricaban ladrillos?

El libro bíblico de Éxodo dice que los egipcios ponían a sus esclavos hebreos a hacer ladrillos con arcilla y paja y que les fijaban una cuota diaria de producción (Éxodo 1:14; 5:10-14).

En tiempos bíblicos, la fabricación de ladrillos secados al sol era una actividad importante en el valle del Nilo. De hecho, todavía se conservan antiguos monumentos de ladrillo en Egipto. En Tebas se ha encontrado este proceso pintado en una pared de la tumba de Rekhmire, que data del siglo XV antes de nuestra era, es decir, una época próxima a los sucesos narrados en el libro de Éxodo.

Una prestigiosa obra de consulta describe así dicho proceso: “Se saca agua de un estanque, se crea la mezcla con una azada y se transporta a un lugar conveniente para el que hace los ladrillos. Se introduce el barro en un molde de madera que se presiona contra el suelo. El molde se quita y el nuevo ladrillo se deja secar al sol. Se preparan filas y filas de ladrillos que, una vez secos, se apilan para su posterior uso. En el Oriente Próximo aún se utiliza este sistema” (The International Standard Bible Encyclopedia).

También existen documentos en papiro del segundo milenio antes de nuestra era que mencionan la fabricación de ladrillos realizada por esclavos y el empleo de paja y arcilla, así como la cuota diaria que tenían que producir.

[Ilustración de la página 22]

Relieve en piedra de Jerjes (de pie) y Darío el Grande (sentado)

[Reconocimiento]

Werner Forman/Art Resource, NY

[Ilustración de la página 22]

Pintura de la tumba de Rekhmire

[Reconocimiento]

Erich Lessing/Art Resource, NY