Ir al contenido

Ir al índice

¿A qué le tiene miedo la gente?

¿A qué le tiene miedo la gente?

 ¿A qué le tiene miedo la gente?

“No hace falta ser religioso para creer que el mundo se encamina a una catástrofe.” (STEPHEN O’LEARY, PROFESOR ADJUNTO DE LA UNIVERSIDAD DEL SUR DE CALIFORNIA) *

¿COMPARTE usted la opinión de este profesor universitario? En tal caso le interesará esta serie de artículos. Para empezar, analizaremos qué hace que algunas personas teman lo que pueda sucederle a la humanidad en el futuro. Sin embargo, también veremos que tenemos razones para ser optimistas y confiar en que nunca se extinguirá la vida en la Tierra. Comencemos, por tanto, examinando algunos alarmantes datos que alimentan los temores de mucha gente.

La constante amenaza de una guerra nuclear. Cierta revista especializada publicó en el año 2007 la siguiente advertencia: “Desde que en Hiroshima y Nagasaki se arrojaron las primeras bombas atómicas, nunca la humanidad se ha enfrentado a posibilidades tan peligrosas” (Bulletin of the Atomic Scientists). ¿Por qué? Según se indicaba, en 2007 todavía quedaban 27.000 armas nucleares, de las cuales 2.000 “podían dispararse en cuestión de minutos”. Aun si solo se detonara un pequeño porcentaje de esas armas, las consecuencias serían desastrosas.

Ahora bien, ¿ha disminuido el riesgo desde el año 2007? De acuerdo con los datos publicados por el SIPRI * en un informe del 2009, las cinco principales potencias nucleares —China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia— están “desplegando nuevos sistemas de armas nucleares o han anunciado su intención de hacerlo” (SIPRI Yearbook 2009. Resumen en español). * También se indica que esos no son los únicos países que poseen armamento nuclear. Los investigadores creen que Israel, la India y Pakistán tienen entre 60 y 80 bombas cada uno. Además, se calcula que hay 8.392 armas nucleares en todo el mundo listas para ser disparadas.

 El cambio climático. La revista citada anteriormente señala que “el cambio climático supone una amenaza tan grave como el armamento nuclear”. Destacados miembros de la comunidad científica piensan igual. Tal es el caso de Stephen Hawking, profesor emérito de la Universidad de Cambridge, y de sir Martin Rees, decano del Trinity College de la misma universidad. En su opinión, el uso irresponsable de la tecnología y el impacto del ser humano en el medioambiente pueden cambiar de forma irreversible la vida en el planeta e incluso poner fin a nuestra civilización.

Las predicciones apocalípticas. Mucho se ha escrito acerca de la posibilidad de que el mundo se acabe en el año 2012. Basta con introducir las expresiones “fin del mundo” y “2012” en cualquier buscador de Internet para encontrar miles de páginas que especulan sobre el tema. ¿Por qué tanto interés? Porque un antiguo calendario maya —conocido como la Cuenta Larga— termina en dicho año, y muchas personas creen que ese hecho señala el fin de la civilización que conocemos.

Además, son muchas las personas religiosas que creen que, según la Biblia, la Tierra será destruida. Hay quienes piensan que los fieles serán arrebatados al cielo y que los demás serán arrojados al infierno o se quedarán sufriendo en un planeta arruinado.

Ahora bien, ¿es eso lo que dice la Palabra de Dios? El apóstol Juan advirtió: “No crean toda expresión inspirada, sino prueben las expresiones inspiradas para ver si se originan de Dios” (1 Juan 4:1). Así pues, en vez de aceptar ciegamente lo que otros aseguran, ¿por qué no averigua qué dice la Biblia sobre el fin del mundo? En el siguiente artículo analizaremos algunos versículos bíblicos sobre el tema. Lo animamos a leerlo y, quién sabe, quizá descubra algo que no sabía.

[Notas]

^ párr. 2 Cita del artículo “Los desastres naturales desatan las predicciones catastrofistas”, publicado el 19 de octubre de 2005 en el sitio electrónico de la cadena MSNBC.

^ párr. 5 Siglas en inglés para el Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz.

^ párr. 5 Informe firmado por Shannon N. Kile, investigadora jefe y directora del proyecto sobre armamento nuclear del Programa del SIPRI para la Limitación y No Proliferación de Armas; Vitaly Fedchenko, investigador en ese mismo programa, y Hans M. Kristensen, director de un proyecto de la Federación de Científicos Americanos sobre armamento nuclear.

[Reconocimientos de la página 4]

Nube atómica: U.S. National Archives photo; huracán: WHO/League of Red Cross and U.S. National Archives photo