Ir al contenido

Ir al índice

¿Lo sabía?

¿Lo sabía?

 ¿Lo sabía?

¿Qué pasó con el arca del pacto?

Para los israelitas, el arca del pacto simbolizaba la mismísima presencia de Dios (Éxodo 25:22). Esta arca sagrada —que estaba hecha de madera y revestida con oro— contenía las dos tablas de piedra de la Ley mosaica. Mientras los israelitas vivieron en el desierto, la guardaban en el Santísimo, un compartimiento del tabernáculo (Éxodo 26:33). Pero tiempo después la colocaron dentro del Santísimo del templo de Salomón (1 Reyes 6:19).

Lo último que se sabe del arca es que, en el año 642 antes de nuestra era, el rey Josías ordenó colocarla de nuevo en el templo, según indica 2 Crónicas 35:3. Pero ¿por qué la habían sacado? Es posible que la hubiera quitado del templo uno de los predecesores de Josías, el apóstata rey Manasés, de quien se dice que introdujo una imagen pagana en el templo. O puede que la hubieran trasladado a fin de protegerla durante las obras de reparación encargadas por Josías (2 Crónicas 33:1, 2, 7; 34:1, 8-11). La Biblia no revela qué pasó después con el arca. De hecho, ni siquiera figura en la lista de objetos que los babilonios tomaron del templo cuando conquistaron Jerusalén en el 607 antes de nuestra era (2 Reyes 25:13-17).

Las Escrituras no indican que se haya vuelto a colocar el arca en el Santísimo del templo que Zorobabel mandó reconstruir, y tampoco hay evidencia de que se haya hecho otra en su lugar (Esdras 1:7-11).

¿A qué personajes se conoce en la Biblia con el nombre de Santiago?

Como en la Biblia se menciona a cuatro individuos con ese nombre, pudiera ser difícil distinguirlos. * De uno de ellos, lo único que se sabe es que es el padre del apóstol Judas (no debe confundirse con el otro apóstol llamado Judas Iscariote) (Lucas 6:16; Hechos 1:13).

Por otro lado, tenemos al apóstol Santiago, hijo de Zebedeo y hermano del apóstol Juan (Mateo 10:2). Se cree que su madre se llamaba Salomé y que era hermana de María, la madre de Jesús (compárese Mateo 27:55, 56 con Marcos 15:40, 41 y Juan 19:25). De ser así, este Santiago sería primo de Jesús. Tanto él como su hermano eran socios de Pedro y Andrés en el negocio de la pesca (Marcos 1:16-19; Lucas 5:7-10).

También había otro apóstol de nombre Santiago, que era hijo de Alfeo (Marcos 3:16-18). En Marcos 15:40 se le llama “Santiago el Menos”, quizá por ser de baja estatura o más joven que el otro apóstol Santiago.

Por último, está el medio hermano de Jesús, hijo de José y María (Marcos 6:3; Gálatas 1:19). Este otro Santiago, sin embargo, no se hizo creyente durante el ministerio de Jesús (Mateo 12:46-50; Juan 7:5). Pero la Biblia indica que, antes del Pentecostés del año 33 de nuestra era, estaba orando junto con su madre, sus hermanos y los apóstoles en el piso superior de una casa en Jerusalén (Hechos 1:13, 14). Más tarde llegó a ser un destacado miembro de la congregación de Jerusalén y escribió el libro bíblico que lleva su nombre (Hechos 12:17; Santiago 1:1).

[Nota]

^ párr. 7 En algunas versiones bíblicas en español, el nombre de estos cuatro personajes se ha traducido como Santiago, y en otras, como Jacobo. Otro nombre con el mismo origen es Jacob, el cual aparece muchas veces en la Biblia en la expresión “Abrahán, Isaac y Jacob”. En Mateo 1:16 se menciona a otro Jacob, que era el “padre de José, el esposo de María”.