Ir al contenido

Ir al índice

La religión que Dios aprueba defiende elevados principios morales

La religión que Dios aprueba defiende elevados principios morales

SIN duda, la religión que realmente nos acerca a Dios tiene que influir en nuestra forma de pensar, así como ayudarnos a mejorar nuestra conducta. Además, debe sacar lo mejor de cada uno de nosotros y darnos fuerzas para hacer lo que está bien. Pero ¿de veras puede lograr todo esto?

La respuesta la encontramos en lo que el apóstol Pablo escribió a los cristianos del siglo primero que vivían en Corinto (Grecia). Los habitantes de aquella ciudad eran conocidos por su estilo de vida libertino. De ahí que Pablo advirtiera: “En el reino de Dios no tendrán parte los que cometen actos inmorales, ni los adoradores de ídolos, ni los que cometen adulterio, ni los hombres que se dejan usar para tener sexo con otros hombres, ni los hombres que tienen sexo con ellos. Tampoco los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los tramposos, ni los que maltratan a los demás con palabras”. Y es interesante lo que añade después: “Muchos de ustedes hacían eso, pero ahora han sido lavados y purificados. Ahora Dios los ha aprobado en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios” (1 Corintios 6:9-11, La Palabra de Dios para Todos, 2001). ¿Puede imaginárselo? La religión que Cristo enseñó había logrado que aquellas personas cambiaran y se convirtieran en fieles siervos de Dios que vivían conforme a las elevadas normas divinas.

Pero ¿por qué no todas las personas reaccionan así en la actualidad? La Biblia predijo: “Va a llegar el tiempo en que la gente no soportará la sana enseñanza; más bien, según sus propios caprichos, se buscarán un montón de maestros que solo les enseñen lo que ellos quieran oír” (2 Timoteo 4:3, Versión Popular).

¿Qué hacen las religiones que usted conoce? ¿Defienden las normas morales de la Biblia? ¿O restan importancia a los claros consejos de la Palabra de Dios y solo dicen a sus fieles “lo que ellos quier[en] oír”?

Una forma de determinar si una religión en particular produce “buenos frutos” es analizando lo que le enseña a la gente. A continuación le proponemos una serie de temas que le servirán para realizar este análisis.

TEMA: El matrimonio.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA? “Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio.” (Hebreos 13:4, Traducción en lenguaje actual [TLA].)

PREGÚNTESE: ¿Permite esta religión que un hombre y una mujer vivan juntos sin estar legalmente casados?

TEMA: El divorcio.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA? Cuando le preguntaron a Jesús si había alguna razón válida para divorciarse, él contestó: “El que se divorcia de su mujer, fuera del caso de infidelidad, y se casa con otra, comete adulterio” (Mateo 19:9, La Nueva Biblia Latinoamérica, 1996).

PREGÚNTESE: ¿Permite dicha religión que una persona se divorcie y se vuelva a casar? Y si así lo hace, ¿sigue la pauta de Jesús de permitirlo solo en caso de inmoralidad sexual?

TEMA: Las relaciones sexuales.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA? “No tengan relaciones sexuales prohibidas. Ese pecado le hace más daño al cuerpo que cualquier otro pecado.” (1 Corintios 6:18, TLA.)

 “Las mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza. Así mismo los hombres dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros. Hombres con hombres cometieron actos indecentes, y en sí mismos recibieron el castigo que merecía su perversión.” (Romanos 1:26, 27, Nueva Versión Internacional [NVI].)

PREGÚNTESE: ¿Enseña esta religión que Dios prohíbe las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo o entre un hombre y una mujer que no están casados?

TEMA: Las medidas disciplinarias contra quienes desobedecen las normas bíblicas.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA? “No deben relacionarse con nadie que, llamándose hermano, sea inmoral o avaro, idólatra, calumniador, borracho o estafador. Con tal persona ni siquiera deben juntarse para comer.” (1 Corintios 5:11, NVI.) ¿Y cuál es la instrucción en caso de que un cristiano peque y no se arrepienta? “Expulsen al malvado de entre ustedes.” (1 Corintios 5:13, Nueva Biblia de los Hispanos.)

PREGÚNTESE: ¿Expulsa dicha religión a aquellos miembros que desobedecen descaradamente las normas bíblicas?

¿Qué religión es conocida por defender lealmente los principios morales de la Biblia?