Ir al contenido

Ir al índice

Presentemos nuestra ofrenda a Jehová

Presentemos nuestra ofrenda a Jehová

CUANDO recibimos la ayuda de alguien, ¿cómo se lo agradecemos? Veamos cómo le demostraron su gratitud a Jehová los jefes militares de Israel cuando los ayudó en una batalla contra los madianitas. Aquel combate tuvo lugar después de que la nación cometió graves pecados relacionados con Baal de Peor. Sin embargo, Jehová les concedió la victoria, y el botín se dividió entre los 12.000 soldados del ejército y el resto de Israel. Luego, siguiendo las instrucciones divinas, los soldados entregaron parte de su botín a los sacerdotes, y los demás israelitas hicieron lo mismo con los levitas (Núm. 31:1-5, 25-30).

No obstante, los jefes militares querían aportar más, y con estas palabras le explicaron la razón a Moisés: “Tus siervos han tomado la cuenta de los hombres de guerra que están a nuestro cargo y no se ha informado que falte ni uno solo de nosotros”. Decidieron ofrecer a Jehová alhajas y otros objetos  de oro que en conjunto superaban los 190 kilos (500 libras troy) (Núm. 31:49-54).

Los siervos de Dios de la actualidad también deseamos demostrarle a Jehová que agradecemos lo que ha hecho por nosotros. Pero no somos los únicos. Así lo ilustra el caso de un conductor de autobús que transportó a un grupo de Testigos de ida y vuelta al estadio durante la asamblea internacional celebrada en la ciudad italiana de Bolonia en 2009. Como condujo con mucho cuidado y tenía un carácter muy agradable, los hermanos decidieron escribirle una nota de agradecimiento y darle una propina junto con el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia? Sin embargo, el hombre les dijo: “Con gusto acepto la tarjeta y el libro, pero les devuelvo el dinero porque deseo contribuir a su labor. Aunque no soy testigo de Jehová, quiero apoyarlos porque he visto que llevan a cabo su obra movidos por el amor”.

Una manera de mostrar que apreciamos lo que Dios ha hecho por nosotros es apoyar con nuestras contribuciones la obra mundial de los testigos de Jehová (Mat. 24:14). En el recuadro se presenta una lista con los diversos tipos de donaciones que podemos realizar.