Ir al contenido

Ir al índice

Puntos sobresalientes del libro de Proverbios

Puntos sobresalientes del libro de Proverbios

 La Palabra de Jehová es viva

Puntos sobresalientes del libro de Proverbios

SE DICE que Salomón, rey del antiguo Israel, “podía hablar tres mil proverbios” (1 Reyes 4:32). ¿Podemos nosotros tener acceso a ese caudal de sabiduría? Claro que sí. Encontraremos un gran número de esos dichos en el libro bíblico de Proverbios, que se completó en el año 717 antes de nuestra era. Únicamente los dos últimos capítulos del libro se atribuyen a otros escritores: Agur, hijo de Jaqué, y Lemuel, el rey. Sin embargo, hay quien cree que Lemuel es otro nombre de Salomón.

Las declaraciones inspiradas que se reúnen en el libro de Proverbios tienen un doble propósito: “conocer [...] sabiduría y disciplina” (Proverbios 1:2). Por un lado, nos ayudan a adquirir sabiduría, que es la capacidad para ver las cosas en su debida perspectiva y aplicar el conocimiento para resolver problemas. Y por otro, también nos disciplinan en cuestiones de moralidad. Prestar atención a los proverbios y seguir sus consejos tiene un buen efecto en nuestro corazón, nos hace felices y contribuye a que nos vaya bien en la vida (Hebreos 4:12).

‘ADQUIERE SABIDURÍA Y ÁSETE DE LA DISCIPLINA’

(Proverbios 1:1–9:18)

“La sabiduría verdadera misma sigue clamando a gritos en la calle”, dice Salomón (Proverbios 1:20). ¿Por qué debemos prestar atención a la clara y potente voz de la sabiduría? En el capítulo 2 hallamos una larga lista de los beneficios que produce. Y en el 3 se explica cómo nos ayuda a estrechar nuestra relación con Jehová. En el siguiente capítulo, Salomón aconseja: “La sabiduría es la cosa principal. Adquiere sabiduría; y con todo lo que adquieres, adquiere entendimiento. Ásete de la disciplina; no la sueltes” (Proverbios 4:7, 13).

¿Queremos saber cómo resistir la inmoralidad que fomenta el mundo? El capítulo 5 de Proverbios nos indica cómo hacerlo: usando nuestra capacidad de pensar e identificando las tentaciones de este mundo. También nos recuerda las tristes consecuencias de la inmoralidad. El siguiente capítulo nos advierte de las prácticas y actitudes que pueden poner en peligro nuestra amistad con Jehová. En el capítulo 7 encontramos una valiosa descripción de cómo actúa la persona inmoral, y en el 8 se explica de un modo fascinante la importancia y el atractivo de la sabiduría. El capítulo 9 es una animadora  conclusión de los proverbios analizados hasta ese momento y, valiéndose de una interesante comparación, nos motiva a esforzarnos por adquirir sabiduría.

Respuestas a preguntas bíblicas:

1:7; 9:10. ¿En qué sentido es el temor de Jehová “el principio del conocimiento” y “el comienzo de la sabiduría”? Sin el temor de Jehová no puede haber ningún conocimiento, pues Él es el Creador de todas las cosas y el Autor de las Santas Escrituras (Romanos 1:20; 2 Timoteo 3:16, 17). Jehová es la fuente misma de todo conocimiento verdadero. Por lo tanto, el conocimiento empieza con un temor reverencial por Jehová. Asimismo, el temor de Dios es el comienzo de la sabiduría, ya que no puede haber sabiduría sin conocimiento. Además, la persona que no teme a Jehová no empleará su conocimiento para honrar al Creador.

5:3. ¿Por qué se le llama “una mujer extraña” a la prostituta? Proverbios 2:16, 17 indica que “la mujer extraña” es alguien que “ha olvidado el mismo pacto de su Dios”. En la Biblia se llama “extraños” a quienes adoraban a dioses falsos u optaban por no obedecer la Ley mosaica, como podían ser las prostitutas (Jeremías 2:25; 3:13).

7:1, 2. ¿Qué incluyen los “dichos” y “mandamientos” mencionados en estos versículos? Además de las enseñanzas bíblicas, incluyen las normas, o reglas, familiares que ponen los padres para el bienestar de los suyos. Los jóvenes deben respetar estas normas, así como las enseñanzas bíblicas que les imparten sus padres.

8:30. ¿Quién es el “obrero maestro”? La sabiduría personificada se llama a sí misma obrero maestro. Esta personificación no es un simple recurso literario para explicar cómo es la sabiduría. En sentido figurado, alude al Hijo primogénito de Dios, Jesucristo, durante su existencia prehumana. Mucho tiempo antes de nacer como ser humano en la Tierra, Dios lo “produjo como el principio de su camino” (Proverbios 8:22). En su papel de “obrero maestro”, Jesús colaboró activamente con su Padre en la creación de todas las cosas (Colosenses 1:15-17).

9:17. ¿Qué son “las aguas hurtadas”, y por qué son “dulces”? La Biblia asemeja el disfrute de las relaciones sexuales con el cónyuge a beber agua refrescante de un pozo. Así pues, las aguas hurtadas simbolizan las relaciones sexuales inmorales mantenidas en secreto (Proverbios 5:15-17). La idea de hacer algo malo sin ser descubierto da a esas aguas la apariencia de ser dulces.

Lecciones para nosotros:

1:10-14. No dejemos que los pecadores nos arrastren a sus malos caminos tentándonos con el señuelo de las riquezas.

3:3. Debemos valorar las cualidades de la bondad amorosa y el apego a la verdad, y sentirnos orgullosos de manifestarlas, como si luciéramos un collar muy valioso. También debemos grabarlas en el corazón, convirtiéndolas en parte de nosotros.

4:18. El conocimiento de la verdad divina se alcanza de forma progresiva. Si queremos permanecer en la luz, tenemos que seguir demostrando humildad y mansedumbre.

5:8. Debemos mantenernos alejados de todo lo que promueva la inmoralidad, ya sea música, actividades recreativas, Internet o libros y revistas.

5:21. ¿Arriesgaría la persona que ama a Jehová su buena relación con el Dios verdadero por unos pocos momentos de placer? Claro que no. Nuestro mayor incentivo para mantener la pureza moral es tener siempre presente que Jehová ve nuestros caminos y nos va a pedir cuentas de lo que hagamos.

6:1-5. ¡Qué buenos consejos contienen estos versículos! Nos recomiendan no ‘salir fiadores’ de otras personas en negocios poco prudentes. Si después de analizar mejor el asunto nos damos cuenta de que hemos tomado una mala decisión, sin demora debemos ‘inundar a nuestro semejante’ con continuas peticiones y hacer todo lo posible para rectificar nuestro error.

6:16-19. Las siete categorías mencionadas abarcan prácticamente todo tipo de pecados. Es fundamental que sintamos odio por tales conductas.

 6:20-24. Una crianza basada en la Biblia puede servir de protección contra la inmoralidad sexual. Los padres no deben descuidar la responsabilidad que en este sentido tienen para con sus hijos.

7:4. Debemos cultivar un aprecio intenso por la sabiduría y el entendimiento.

PROVERBIOS QUE NOS GUÍAN

(Proverbios 10:1–29:27)

Los restantes proverbios de Salomón son breves y van al grano. La mayor parte se expresan en forma de contrastes, paralelismos y comparaciones, y todos enseñan valiosas lecciones sobre cómo debe ser nuestra conducta, habla y actitud.

En los capítulos 10 a 24 se recalca la importancia de sentir temor reverencial por Jehová. Los proverbios de los capítulos 25 a 29 fueron transcritos por “los hombres de Ezequías, rey de Judá” (Proverbios 25:1). Estos dichos nos enseñan a confiar en Dios, además de otras lecciones vitales.

Respuestas a preguntas bíblicas:

10:6; nota. ¿Cómo ‘encubre violencia la boca de los inicuos’? Esta expresión puede aludir a que la persona malvada esconde sus malas intenciones con palabras amables. O quizás se refiera a que los malvados quedan silenciados por el trato hostil que suelen recibir de los demás.

10:10. ¿Cómo causa dolor “el que guiña el ojo”? A fin de ocultar sus verdaderas intenciones, el “hombre que para nada sirve” no solo recurre a la “tortuosidad de habla”, sino también a diversos gestos, como ‘guiñar un ojo’ (Proverbios 6:12, 13). Este tipo de engaños puede causar mucha angustia a sus víctimas.

10:29. ¿Qué es “el camino de Jehová”? Esta expresión no alude aquí al proceder que debemos seguir en la vida, sino a los tratos de Jehová con la humanidad. La relación que ha tenido con los seres humanos a lo largo de la historia garantiza que protegerá al exento de culpa y causará ruina a la persona malvada.

11:31. ¿En qué sentido merece el inicuo una mayor recompensa que el justo? En este versículo, la recompensa se refiere al grado de castigo que cada uno recibe. Cuando la persona justa comete un error, recibe disciplina como recompensa. Por su parte, la persona inicua —que peca a propósito y se niega a hacer lo que está bien— merece y recibe un castigo mayor.

12:23. ¿Cómo puede una persona ‘encubrir conocimiento’? Que alguien encubra su conocimiento no quiere decir que lo oculte. Más bien, significa que lo demuestra con discreción, sin grandes alardes.

14:17. ¿Por qué “el hombre de capacidades de pensar es odiado”? La expresión hebrea que se traduce “capacidades de pensar” puede referirse tanto al discernimiento como a un modo de pensar malicioso. Claro está, el hombre que tiene malas intenciones es odiado. Pero lo mismo le ocurre al hombre de discernimiento que utiliza sus capacidades de pensar y escoge no ser “parte del mundo” (Juan 15:19).

18:19. ¿En qué sentido ‘es más que un pueblo fuerte el hermano contra quien se ha transgredido’? Al igual que un pueblo fuerte que está siendo sitiado, puede que el individuo ofendido se niegue tajantemente a hacer concesiones. Y es fácil que las contiendas entre este y el transgresor se vuelvan barreras tan insuperables como “la barra de una torre de habitación”.

 Lecciones para nosotros:

10:11-14. Si deseamos que nuestras palabras resulten edificantes, el conocimiento exacto debe llenar nuestra mente, el amor debe impulsar nuestro corazón y la sabiduría debe guiar lo que decimos.

10:19; 12:18; 13:3; 15:28; 17:28. Hay que procurar no hablar de más y sin pensar.

11:1; 16:11; 20:10, 23. Jehová desea que seamos honrados en los negocios.

11:4. Es una insensatez sacrificar el estudio personal de la Biblia, la asistencia a las reuniones, la oración y la participación en el ministerio del campo por tratar de obtener riquezas.

13:4. No basta con sentirse “deseoso” de obtener un puesto de responsabilidad en la congregación o de vivir en el nuevo mundo. Hay que ser diligente y esforzarse por cumplir los requisitos.

13:24; 29:15, 21. Los padres que aman a sus hijos no los consienten ni pasan por alto sus faltas. Más bien, hacen lo necesario para corregirlos y erradicar esos defectos antes de que se arraiguen.

14:10. Como no siempre sabemos expresar nuestros sentimientos más profundos ni los demás pueden entenderlos a la perfección, el consuelo que otras personas nos dan tiene sus limitaciones. Así pues, habrá momentos en los que únicamente contaremos con la ayuda de Jehová para aguantar las dificultades.

15:7. Tal como el agricultor no siembra todas sus semillas en un solo sitio, nosotros no debemos abrumar a nuestro oyente con mucha información. La persona sabia esparce poco a poco el conocimiento, según va siendo necesario.

15:15; 18:14. Tener una actitud positiva nos ayudará a estar gozosos, incluso en circunstancias angustiosas.

17:24. No queremos que nuestros ojos y mente divaguen como los del “estúpido”, sino que se centren en las cosas importantes. Por eso, procuramos adquirir entendimiento a fin de actuar con sabiduría.

23:6-8. Tengamos cuidado con las muestras de hospitalidad que no son sinceras.

27:21. Las alabanzas ponen al descubierto la clase de persona que somos en realidad. Evidencian que somos humildes si nos motivan a reconocer cuánto le debemos a Jehová y nos impulsan a seguir sirviéndole. Por el contrario, si hacen que nos creamos superiores, revelan que nos falta humildad.

27:23-27. Tomando como ejemplo la vida del pastor, estos proverbios destacan el valor de sentirnos satisfechos con llevar una vida sencilla, fruto del trabajo diligente. Y, en particular, graban en nosotros la importancia de confiar en Dios. *

28:5. “Buscando a Jehová” mediante la oración y el estudio de su Palabra, ‘podemos entender todo’ lo que necesitamos para servirle como él quiere.

‘MENSAJES DE PESO’

(Proverbios 30:1–31:31)

El libro bíblico de Proverbios concluye con dos ‘mensajes de peso’ (Proverbios 30:1; 31:1). Por un lado, valiéndose de comparaciones que hacen pensar, Agur ilustra lo insaciable que es la codicia y lo sutiles que pueden ser las tácticas del hombre que seduce a una joven. * También nos pone en guardia contra el ensalzamiento propio y las palabras provocadas por la ira.

Por otra parte, en el mensaje de peso que Lemuel recibe de su madre, hallamos buenos consejos sobre el vino y el licor embriagante, así como sobre juzgar con justicia. También se señalan las cualidades de una buena esposa, cuya descripción concluye así: “Denle del fruto de sus manos, y alábenla sus obras” (Proverbios 31:31).

Adquirir sabiduría, aceptar la disciplina, cultivar el temor de Dios, confiar en Jehová... ¡Qué magníficas lecciones contiene el libro inspirado de Proverbios! Pongamos en práctica sus consejos y disfrutaremos de la felicidad del “hombre que teme a Jehová” (Salmo 112:1).

[Notas]

^ párr. 13 Véase La Atalaya del 1 de agosto de 1991, pág. 31.

^ párr. 15 Véase La Atalaya del 1 de julio de 1992, pág. 31.

[Ilustración de la página 16]

Jehová es la fuente de todo conocimiento verdadero

[Ilustración de la página 18]

¿Qué significa ‘esparcir el conocimiento’?