Ir al contenido

Ir al índice

Mención extrabíblica de un pueblo llamado Israel

Mención extrabíblica de un pueblo llamado Israel

 Mención extrabíblica de un pueblo llamado Israel

EN EL Museo de El Cairo (Egipto) hay una estela de granito que conmemora las victorias del faraón Merneptah. Según los entendidos, este decimotercer hijo de Ramsés II gobernó entre los años 1212 y 1202 antes de nuestra era, hacia la parte final del período de los jueces del antiguo Israel. Las últimas dos líneas de la inscripción dicen: “Saqueado está Canaán con todos los males; deportada Ascalón; conquistada Gézer, Yanoam es como lo que no existe; Israel ha sido devastado, ya no hay su simiente”.

¿Qué significa la palabra “Israel” en este contexto? A los jeroglíficos se les añadían ciertos signos llamados determinativos que, aunque eran mudos, servían para indicar la categoría de las palabras. Pues bien, la obra The Rise of Ancient Israel (El surgimiento del antiguo Israel) dice: “Tres de los cuatro términos (Ascalón, Gézer y Yanoam) llevan un determinativo que indica que se trata de ciudades. [...] Sin embargo, el determinativo aplicado a Israel indica que se trata de un pueblo” (cursivas nuestras).

¿Qué interés reviste este texto? El editor y escritor Hershel Shanks, responde: “La estela de Merneptah demuestra que en 1212 antes de nuestra era existía un pueblo llamado Israel, y que el faraón de Egipto no solo lo conocía, sino que consideró que merecía la pena alardear de haberlo derrotado en batalla”. William G. Dever, profesor de Arqueología del Oriente Próximo, comenta: “La estela de Merneptah no deja lugar a dudas: existe en Canaán un pueblo que se llama a sí mismo ‘Israel’, y por eso es llamado ‘Israel’ por los egipcios, quienes, a fin de cuentas, no tienen ninguna razón para dar validez a la Biblia, ni pueden haber inventado un pueblo tan único y concreto como ‘Israel’ para sus fines propagandísticos”.

La primera mención bíblica de Israel se hace cuando se le da dicho nombre al patriarca Jacob. Los descendientes de sus doce hijos fueron conocidos como “los hijos de Israel” (Génesis 32:22-28, 32; 35:9, 10). Años más tarde, tanto el profeta Moisés como el faraón egipcio emplearon la palabra “Israel” para referirse a estos descendientes de Jacob (Éxodo 5:1, 2). La estela de Merneptah contiene la primera mención extrabíblica conocida del pueblo llamado Israel.

[Ilustraciones de la página 24]

La estela de Merneptah

La combinación de los últimos tres signos, de derecha a izquierda (un bastón arrojadizo y un hombre y una mujer sentados), identifica a Israel como un pueblo extranjero

[Reconocimiento]

Museo Egipcio de El Cairo (Egipto)/Giraudon/The Bridgeman Art Library