Ir al contenido

Ir al índice

“Uno de los mejores días de mi vida”

“Uno de los mejores días de mi vida”

 “Uno de los mejores días de mi vida”

“LA DEPRESIÓN es el trastorno mental más frecuente y, posiblemente, el más importante entre los jóvenes”, afirma Beyondblue, organismo patrocinado por el gobierno de Australia. Los estudios revelan que cada año, unos cien mil jóvenes australianos caen en estados depresivos.

Los jóvenes cristianos no son inmunes a este trastorno. No obstante, la fe en Jehová ha ayudado a muchos a superar los sentimientos negativos y a disfrutar de la juventud. Al hacerlo, causan muy buena impresión en los demás. ¿Por qué decimos esto?

Veamos la experiencia de una joven de 18 años llamada Claire, quien asiste con su madre a una congregación de los testigos de Jehová en Melbourne. Aunque el abandono de su padre la deprimió, su fe en su Padre celestial, Jehová, permaneció firme. Cierto día, Lydia, la doctora que atiende a la familia, visitó el hogar para examinar a la madre de Claire, que estaba enferma. Luego se ofreció bondadosamente a llevar a la joven en su vehículo al centro comercial. En el camino, le preguntó si tenía novio, a lo que Claire respondió que, como testigo de Jehová, ella no veía el noviazgo como una simple diversión. Lydia quedó muy sorprendida. La joven le explicó cómo la Biblia la había ayudado a tomar buenas decisiones en la vida, y ofreció llevarle un libro que le había sido muy útil, titulado Lo que los jóvenes preguntan. Respuestas prácticas.

Tres días después de haber recibido el libro, Lydia llamó por teléfono a la madre de Claire para decirle que le había encantado y pedirle que le consiguiera seis ejemplares más para sus colegas. Cuando Claire le llevó los libros, la doctora le comentó lo mucho que le había impresionado su fe. La joven le ofreció un estudio bíblico, y la doctora aceptó.

Claire dirigió el estudio por varios meses durante la hora de almuerzo de la doctora. Luego esta le preguntó si le gustaría hablar en un seminario sobre el tema de la depresión entre los jóvenes. Aunque temerosa, Claire aceptó la invitación. Más de sesenta personas asistieron al seminario. Después de que cuatro profesionales de la salud mental —todos adultos— se dirigieron al auditorio, le tocó el turno a Claire. Ella destacó lo importante que es que los jóvenes tengan una relación con Dios. Explicó que Jehová se interesa mucho en los jóvenes y ayuda a todos los que acuden a él en busca de apoyo y consuelo. Además, expresó su convicción de que Jehová pronto acabará con todo tipo de enfermedades, sean físicas o mentales (Isaías 33:24). ¿Cuáles fueron los resultados de este magnífico testimonio?

“Muchos me abordaron después de la sesión para decirme cuánto les había impresionado oír a una joven hablar de Dios —relata Claire—. Distribuí veintitrés ejemplares del libro Los jóvenes preguntan. Tres chicas me dieron su número telefónico, y una de ellas ha empezado a estudiar la Biblia. Fue uno de los mejores días de mi vida.”