Ir al contenido

Ir al índice

Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera

Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera

 Los siervos de Jehová tenemos una esperanza verdadera

“Los restantes de Jacob tienen que llegar a ser en medio de muchos pueblos como rocío de Jehová, [...] que no espera en el hombre.” (MIQUEAS 5:7.)

1. ¿En qué sentido es el Israel espiritual una fuente de refrigerio?

JEHOVÁ es el Supremo Hacedor de la lluvia y el rocío. No tiene sentido esperar que la lluvia o el rocío procedan del hombre. El profeta Miqueas escribió: “Los restantes de Jacob tienen que llegar a ser en medio de muchos pueblos como rocío de Jehová, como chaparrones copiosos sobre vegetación, que no espera en el hombre ni aguarda a los hijos del hombre terrestre” (Miqueas 5:7). ¿Quiénes son “los restantes de Jacob” en nuestros días? Son los israelitas espirituales, el resto del “Israel de Dios” (Gálatas 6:16). Para “muchos pueblos” de la Tierra, estos son fuente de refrigerio como el “rocío de Jehová” y como “chaparrones copiosos sobre vegetación”. En efecto, los cristianos ungidos de hoy día son una bendición de Dios para la gente. Jehová los utiliza como proclamadores del Reino para llevar al prójimo Su mensaje de esperanza verdadera.

2. ¿Por qué tenemos esperanza verdadera, pese a vivir en este mundo turbulento?

2 No debe sorprendernos que este mundo carezca de esperanza verdadera. Al estar dominado por Satanás el Diablo, lo que existe en él es inestabilidad política, decadencia moral, delito, crisis económicas, terrorismo y guerras (1 Juan 5:19). Por eso muchos temen el futuro. Pero los adoradores de Jehová no tenemos miedo, pues nuestra esperanza está bien fundada. Es una esperanza verdadera, ya que se basa en la Palabra de Dios. Y podemos tener fe en Jehová y en su Palabra porque lo que él dice siempre se cumple.

3. a) ¿Por qué decidió Jehová tomar medidas contra Israel y Judá? b) ¿Por qué son aplicables hoy las palabras de Miqueas?

3 Las profecías de Miqueas, escritas por inspiración divina, nos fortalecen para andar en el nombre de Jehová y nos dan una base para tener una esperanza verdadera. En el siglo VIII a.E.C., cuando Miqueas profetizó, el pueblo en pacto con Dios estaba dividido en dos naciones —Israel y Judá—, y ninguna de las dos acataba el pacto divino, lo que las condujo a la decadencia moral, la apostasía religiosa y el materialismo flagrante. De modo que Jehová les advirtió que tomaría medidas contra ellas. Es cierto que tales advertencias fueron dirigidas a los contemporáneos de Miqueas, pero la situación actual es tan similar a la de aquellos días, que las palabras del profeta también son aplicables hoy. Lo veremos con mayor claridad a medida que analicemos algunos de los aspectos más importantes de los siete capítulos del libro de Miqueas.

 Un resumen del libro de Miqueas

4. ¿Qué información contienen los tres primeros capítulos de Miqueas?

4 Repasemos brevemente el contenido del libro de Miqueas. En el Miq capítulo 1, Jehová denuncia la sublevación de Israel y Judá. Por su conducta reprensible, Israel será destruido y el castigo de Judá llegará incluso hasta las puertas de Jerusalén. El Miq capítulo 2 revela que los ricos y poderosos están oprimiendo a los débiles e indefensos. Sin embargo, también contiene una promesa divina: el pueblo de Dios será reunido en unidad. El Miq capítulo 3 informa de las declaraciones formales de Jehová contra los líderes nacionales y los profetas corruptos. Los líderes pervierten la justicia, y los profetas pronuncian mentiras. Pese a ello, Miqueas recibe poder mediante el espíritu de Jehová para proclamar el venidero castigo divino.

5. ¿Qué dicen, en esencia, los capítulos 4 y 5 de Miqueas?

5 El Miq capítulo 4 predice que en la parte final de los días, todas las naciones irán a la encumbrada montaña de la casa de Jehová para que él las instruya. Antes de que eso suceda, Judá será exiliada a Babilonia, pero Jehová la liberará. El Miq capítulo 5 revela que el Mesías nacerá en Belén de Judá, pastoreará a su pueblo y lo librará de las naciones opresivas.

6, 7. ¿Qué asuntos abarcan los capítulos 6 y 7 de Miqueas?

6 El capítulo 6 de Miqueas registra las acusaciones que Jehová formula contra su pueblo en forma de causa judicial. ¿Qué ha hecho él para que se rebelen? Nada. En realidad, sus requisitos son muy razonables. Él desea que sus adoradores obren con justicia y sean bondadosos y modestos al andar con él. Pero en lugar de obrar así, Israel y Judá han seguido un derrotero de rebeldía y tendrán que sufrir las consecuencias.

7 En el último capítulo Miq 7, Miqueas condena la maldad de sus contemporáneos. Sin embargo, no se descorazona, pues ha tomado la decisión de “mostr[ar] una actitud de espera” por Jehová (Miqueas 7:7). El profeta concluye indicando su confianza en que Jehová le tendrá misericordia a su pueblo. La historia atestigua que la esperanza de Miqueas se hizo realidad, pues en el año 537 a.E.C., una vez finalizada la disciplina divina, Dios mostró misericordia a un resto y lo devolvió a su tierra.

8. ¿Cómo resumiría el contenido del libro de Miqueas?

 8 ¡Qué excelente información revela Jehová por medio de Miqueas! Este libro inspirado contiene ejemplos amonestadores de cómo trata Dios a quienes afirman servirle pero le son infieles. Predice acontecimientos que están sucediendo en la actualidad, y da consejos divinos sobre cómo debemos comportarnos en estos tiempos difíciles para afianzar nuestra esperanza.

El Señor Soberano Jehová habla

9. Según Miqueas 1:2, ¿qué iba a hacer Jehová?

9 Examinemos ahora el libro de Miqueas con más detalle. En Miqueas 1:2 leemos: “Oigan, oh todos ustedes; presten atención, oh tierra y lo que te llena, y sirva el Señor Soberano Jehová de testigo contra ustedes, Jehová desde su santo templo”. Si hubiéramos vivido en los días de Miqueas, seguro que esas palabras habrían captado nuestra atención. Lo cierto es que nos la captan hoy, pues Jehová habla desde su santo templo y no solo se dirige a Israel y Judá, sino a todo el mundo. En los días de Miqueas, hacía ya demasiado tiempo que la gente no prestaba atención al Señor Soberano Jehová. No obstante, aquello cambiaría pronto. Jehová estaba resuelto a tomar medidas decisivas.

10. ¿Por qué son importantes para nosotros las palabras de Miqueas 1:2?

10 En nuestros días ocurre lo mismo. Revelación (Apocalipsis) 14:18-20 da a entender que Jehová está de nuevo transmitiendo mensajes desde su santo templo. Pronto tomará medidas decisivas, y una serie de sucesos trascendentales volverán a sacudir a la humanidad. En esta ocasión, la inicua “vid de la tierra” será arrojada en el gran lagar de la cólera de Jehová, lo que significa que el sistema de cosas de Satanás será destruido por completo.

11. ¿Qué quieren decir las palabras de Miqueas 1:3, 4?

11 Veamos lo que Jehová hará. Miqueas 1:3, 4 dice: “¡Miren!, Jehová sale de su lugar, y ciertamente bajará y pisará sobre los lugares altos de la tierra. Y las montañas tienen que derretirse bajo él, y las llanuras bajas mismas se henderán, como cera debido al fuego, como aguas que se derraman por un lugar empinado”. ¿Dejará Jehová su morada celestial y pisará literalmente las montañas y llanuras de la Tierra Prometida? No, él no necesita hacerlo. Bastará con que dirija su atención a la Tierra para que se haga su voluntad. Además, no son los lugares físicos los que sufrirán los efectos descritos, sino sus habitantes. Cuando Jehová actúe, las consecuencias serán desastrosas para los infieles, como si las montañas se hubieran derretido igual que la cera y como si un terremoto hubiera abierto grietas en las llanuras.

12, 13. Según 2 Pedro 3:10-12, ¿qué hemos de hacer para que nuestra esperanza se realice?

12 Las palabras proféticas de Miqueas 1:3, 4 tal vez nos recuerden otra profecía inspirada que predijo sucesos catastróficos en la Tierra. El apóstol Pedro escribió lo que se registra en 2 Pedro 3:10: “El día de Jehová vendrá como ladrón, y en este los cielos pasarán con un ruido de silbido, pero los elementos, estando intensamente calientes, serán disueltos, y la tierra y las obras que hay en ella serán descubiertas”. Tal como en la profecía de Miqueas, las palabras de Pedro tampoco se refieren a los cielos y la Tierra literales, sino a una gran tribulación que vendrá sobre este mundo impío.

13 A pesar del desastre que se avecina, los cristianos pueden ver el futuro con confianza, al igual que Miqueas. ¿Cómo? Siguiendo el consejo que se encuentra en los siguientes versículos de la carta de Pedro. El apóstol exclama: “¡Qué clase de personas deben ser ustedes en actos santos de conducta y hechos de devoción piadosa, esperando y teniendo muy presente la presencia del día de Jehová[!]” (2 Pedro 3:11, 12). Si queremos que nuestra esperanza para el futuro se realice, tenemos que cultivar un corazón obediente, asegurarnos de que nuestra conducta sea santa y de que nuestra vida esté llena de hechos de devoción piadosa.  Además, tenemos que recordar que el día de Jehová vendrá sin falta.

14. ¿Por qué merecen castigo Israel y Judá?

14 Jehová explica por qué merece castigo su pueblo de la antigüedad. Miqueas 1:5 dice: “Debido a la sublevación de Jacob hay todo esto, aun debido a los pecados de la casa de Israel. ¿Cuál es la sublevación de Jacob? ¿No es Samaria? Y ¿cuáles son los lugares altos de Judá? ¿No son Jerusalén?”. Aunque Israel y Judá deben su mismísima existencia a Jehová, se han rebelado contra él, y la rebelión se produce hasta en sus respectivas capitales: Samaria y Jerusalén.

Abundan las prácticas inicuas

15, 16. ¿De qué actos malvados eran culpables los contemporáneos de Miqueas?

15 En Miqueas 2:1, 2 se describe vívidamente un ejemplo de la maldad de los contemporáneos de Miqueas: “¡Ay de los que traman lo que es dañino, y de los que practican lo que es malo, sobre sus camas! A la luz de la mañana proceden a hacerlo, porque está en el poder de su mano. Y han deseado campos y se han apoderado de ellos; también casas, y las han tomado; y han defraudado a un hombre físicamente capacitado y a su casa, a un hombre y su posesión hereditaria”.

16 Hay individuos codiciosos que pasan la noche despiertos tramando la manera de apropiarse de los campos y las casas de su prójimo, y al llegar la mañana, se apresuran a realizar sus planes. Pero no cometerían esos actos malvados si recordaran el pacto que tienen con Jehová. La Ley mosaica contiene disposiciones para proteger a los pobres. Bajo la Ley, ninguna familia debería perder permanentemente su herencia. No obstante, eso no les importa a aquellos individuos codiciosos. Pasan por alto las palabras de Levítico 19:18, donde dice: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo”.

17. ¿Qué puede ocurrir cuando los que afirman servir a Dios ponen lo material en primer lugar en su vida?

17 Esta situación nos enseña lo que puede ocurrir cuando los que afirman servir a Dios pierden de vista las metas espirituales y buscan primero lo material. Pablo advirtió a los cristianos de su día: “Los que están resueltos a ser ricos caen en tentación y en un lazo y en muchos deseos insensatos y perjudiciales, que precipitan a los hombres en destrucción y ruina” (1 Timoteo 6:9). Cuando el objetivo principal en la vida de alguien es ganar dinero, en realidad esa persona está adorando a un dios falso —Mammón, o las Riquezas—, un dios que no ofrece una esperanza verdadera para el futuro (Mateo 6:24, nota).

18. ¿Qué les iba a suceder a los materialistas de los días de Miqueas?

18 Muchos contemporáneos de Miqueas aprenden por las malas que confiar en lo material es simple vanidad. Según Miqueas 2:4, Jehová dice: “En aquel día uno levantará acerca de ustedes un dicho proverbial y ciertamente lamentará una lamentación, hasta una lamentación. Uno tendrá que decir: ‘¡Positivamente se nos ha despojado violentamente! La porción misma de mi pueblo él altera. ¡Cómo la remueve de mí! Al infiel reparte nuestros propios campos’”. En efecto, estos ladrones de casas y campos perderán su propia herencia familiar. Serán deportados a un país extranjero, y sus posesiones llegarán a ser despojo del “infiel”, o sea, de la gente de las naciones. Toda esperanza de un futuro próspero se truncará.

19, 20. ¿Qué les sucedió a los judíos que confiaron en Jehová?

19 Sin embargo, las expectativas de los que confían en Jehová no se verán truncadas. Dios es fiel a sus pactos con Abrahán y David, y muestra misericordia a quienes, al igual que Miqueas, lo aman y sufren por el hecho de que sus compatriotas se hayan alejado de Él. Por el bien de los que son fieles, al debido tiempo de Jehová habrá una restauración.

20 La restauración tiene lugar en 537 a.E.C., cuando, tras la caída de Babilonia, un resto de judíos vuelve a su tierra. Este es el cumplimiento inicial de las palabras de Miqueas 2:12. Jehová declara: “Positivamente te reuniré, Jacob,  todo; sin falta juntaré a los restantes de Israel. En unidad los pondré, como rebaño en el aprisco, como hato en medio de su pasto; tendrán el alboroto de hombres”. ¡Qué amoroso es Jehová! Después de disciplinar a su pueblo, permite que un resto vuelva y le sirva en la tierra que había dado a sus antepasados.

Extraordinarios paralelos en nuestros días

21. ¿En qué se asemejan las condiciones actuales a las del tiempo de Miqueas?

21 Al ir analizando los dos primeros capítulos de Miqueas, ¿le llamó la atención lo parecida que es la situación en la actualidad? Al igual que en tiempos de Miqueas, muchas personas afirman servir a Dios. No obstante, como en el caso de Judá e Israel, están divididas y hasta guerrean entre sí. Muchos ricos de la cristiandad oprimen a los pobres, y es cada vez más común que los líderes religiosos aprueben prácticas que se condenan explícitamente en la Biblia. No es de extrañar que la cristiandad, junto con el resto de “Babilonia la Grande”, el imperio mundial de la religión falsa, lleguen pronto a su fin (Revelación 18:1-5). Pero siguiendo el modelo del tiempo de Miqueas, quedarán siervos fieles de Jehová en la Tierra.

22. ¿Qué dos grupos han cifrado su esperanza en el Reino de Dios?

22 En 1919, los fieles cristianos ungidos se separaron por completo de la cristiandad y comenzaron a proclamar las buenas nuevas del Reino a todas las naciones (Mateo 24:14). Primero buscaron a los restantes del Israel espiritual. Después se empezó a recoger a “otras ovejas”, y los dos grupos llegaron a ser “un solo rebaño” bajo “un solo pastor” (Juan 10:16). Aunque en la actualidad sirven a Dios en 234 países, todos esos adoradores fieles de Jehová realmente están “en unidad”. Ahora, el aprisco tiene “el alboroto de hombres”, así como de mujeres y niños. Estas personas no cifran su esperanza en el presente sistema de cosas, sino en el Reino de Dios, que pronto hará de la Tierra un paraíso.

23. ¿Por qué está usted convencido de que su esperanza está bien fundada?

23 Respecto a los adoradores fieles de Jehová, el último versículo del capítulo 2 vs 13 de Miqueas dice: “Su rey pasará a través delante de ellos, con Jehová a la cabeza de ellos”. ¿Se ve usted en esa procesión triunfal, siguiendo a su Rey, Jesucristo, y con Jehová mismo a la cabeza? En ese caso, puede estar convencido de que tiene la victoria asegurada y de que su esperanza está bien fundada. Y esto lo verá con más claridad a medida que vayamos analizando otros aspectos importantes del libro de Miqueas.

¿Qué respondería?

• ¿Por qué decidió Jehová tomar medidas contra Judá e Israel en los días de Miqueas?

• ¿Qué puede ocurrir cuando los que afirman servir a Dios ponen en primer lugar en su vida los intereses materiales?

• Tras analizar los dos primeros capítulos de Miqueas, ¿por qué está usted convencido de que su esperanza está bien fundada?

[Preguntas del estudio]

[Ilustración de la página 9]

Las profecías de Miqueas nos fortalecen en sentido espiritual

[Ilustraciones de la página 10]

Los israelitas espirituales y sus compañeros promueven la adoración verdadera, como hizo el resto judío en 537 a.E.C.