Ir al contenido

Ir al índice

En la mesa del capitán

En la mesa del capitán

 En la mesa del capitán

A BORDO de un barco, comer en la mesa del capitán es una ocasión memorable, en especial si se disfruta de la compañía de personas interesantes, de buena comida y de conversación agradable. Ahora bien, una conversación que se mantuvo en la mesa del capitán Robert G. Smith, de la compañía de transatlánticos White Star Line, arrojó luz sobre un banquete espiritual (Isaías 25:6).

En 1894, a la edad de 24 años, Robert asumió el mando del velero Kinclune of Dundee para hacer su primer viaje alrededor del mundo. Después fue capitán de embarcaciones de la White Star, como el Cedric, el Cevic y el Runic. * Mientras cruzaba el Atlántico en uno de esos buques con rumbo a Liverpool (Inglaterra) procedente de Nueva York, Robert fue el anfitrión de Charles Taze Russell en la mesa del capitán. La conversación con Russell despertó el interés de Robert en el mensaje bíblico, y para ayudarlo a aprender más, Russell le ofreció ejemplares de Estudios de las Escrituras, que el capitán aceptó con gusto.

Russell se mantuvo en comunicación por carta con el capitán, lo que resultó en que este se interesara aún más en el mensaje de la Biblia. Robert le habló a su esposa de lo que estaba aprendiendo, y en poco tiempo, ambos se hicieron activos Estudiantes de la Biblia, como se llamaba entonces a los testigos de Jehová. Posteriormente, Robert tuvo el privilegio de pronunciar discursos bíblicos. En Brisbane (Australia), por ejemplo, habló del “Bálsamo de Galaad” y demostró que la Palabra de Dios contiene un mensaje que es un “antídoto contra todos los ayes de la Tierra”. En Inglaterra, su esposa e hijos pequeños ayudaron a presentar el “Foto-Drama de la Creación”, pasando las grabaciones de Russell mientras se proyectaban las diapositivas.

Robert dejó a sus hijos la herencia de la verdad del Reino que había recibido. Hoy, cinco generaciones más tarde, dieciocho miembros de su familia llevan las buenas nuevas al prójimo, agradecidos por el alimento espiritual que se sirvió en la mesa del capitán.

Los testigos de Jehová ayudan a personas de todo el mundo, mediante sus publicaciones y su obra de educación bíblica, a aprender el mensaje de la Biblia que intrigó al capitán Smith. Usted también puede enterarse del mensaje que tanto interés suscitó en la mesa del capitán.

[Nota]

^ párr. 3 Un buque gemelo, el Titanic, estaba al mando del capitán E. J. Smith (ningún parentesco con Robert G. Smith) cuando se hundió en su viaje inaugural.

[Ilustración de la página 8]

Robert G. Smith

[Ilustración de la página 8]

Charles T. Russell