Ir al contenido

Ir al índice

 EL PUNTO DE VISTA BÍBLICO

El alma

El alma

Las religiones ofrecen opiniones contradictorias acerca del alma y lo que le sucede cuando morimos. La Biblia, sin embargo, tiene una explicación muy clara y sencilla.

¿Es inmortal el alma?

LO QUE DICE LA GENTE

Para muchas personas, el alma es inmortal. Hay quienes creen que el alma se reencarna, es decir, que ocupa otro cuerpo después de que muere el anterior. Y otros creen que, llegado el momento, el alma irá a otro destino, como el cielo o el infierno.

LO QUE DICE LA BIBLIA

El alma no es inmortal. De hecho, en varias ocasiones dice que el alma muere. Por ejemplo, el profeta Ezequiel, a quien Dios utilizó para escribir una parte de la Biblia, escribió que se puede castigar al alma con la muerte. En otro pasaje, las Escrituras hablan de un “alma muerta” para referirse a un cadáver (Levítico 21:11). Definitivamente, la Biblia no enseña que el alma sea inmortal.

“El alma que peca... ella misma morirá.” (Ezequiel 18:20)

¿Qué es realmente el alma?

LO QUE DICE LA GENTE

El alma le da vida al cuerpo de la persona, pero lo abandona cuando esta muere.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Cuando en la Biblia se utiliza la palabra alma, por lo general se refiere a una persona viva, incluyendo su cuerpo, emociones y personalidad. Por ejemplo, menciona a una madre que dio a luz “almas”, es decir, personas vivas (Génesis 46:18). De hecho, la palabra hebrea para “alma” se puede traducir “uno que respira”. Y por eso también se emplea para hablar de animales. Además, según la Biblia, el alma necesita comer (Deuteronomio 12:20). Si fuera algo que pudiera vivir separado del cuerpo, no necesitaría oxígeno ni comida.

“Dio a luz [...] dieciséis almas.” (Génesis 46:18)

 ¿Qué le sucede al alma cuando la persona muere?

LO QUE DICE LA BIBLIA

La Palabra de Dios es muy clara: cuando muere el cuerpo, nada lo sobrevive. “En el sepulcro no hay trabajo, ni pensamiento, ni conocimiento ni sabiduría.” (Eclesiastés 9:10, La Palabra de Dios para Todos.) Cuando alguien muere, “vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos” (Salmo 146:4). El alma muerta no está consciente de nada, de ahí que la Biblia diga poéticamente que los muertos están dormidos (Mateo 9:24).

POR QUÉ ES IMPORTANTE SABERLO

Si se le ha muerto un ser querido, probablemente desee saber dónde se encuentra o si está sufriendo. Como la Biblia nos asegura que los muertos no están conscientes de nada, de seguro le consolará saber que no sufre. Pero eso no es todo: Jehová Dios ha prometido que pronto despertará a quienes duermen en la muerte para que vuelvan a la vida. ¡Qué hermosa esperanza! (Isaías 26:19.)

“Los muertos [...] no tienen conciencia de nada en absoluto.” (Eclesiastés 9:5)